Análisis y nuevas propuestas para la estructura de pagos en los torneos por César Garrido

15 de octubre de 2008 César Garrido

César Garrido nos deja un nuevo artículo de su colección. Y la verdad es que ya son unos cuantos los que podemos consultar en PKPQ. Os vamos a recordar alguno de ellos, sobretodo los que tienen que ver con el tema de hoy: los torneos multimesa. Un tema del que César nos trae una interesante reflexión sobre las estructuras de pagos y una propuesta más acorde con los tiempos que corren y la lucha contra la temida varianza....

Sobre las estructuras de pagos en los torneos...

César Garrido 

Hace tiempo que comento en el mundo del póquer la idea de que las actuales estructuras de pagos están algo desfasadas. Uno de los grandes problemas del póker en vivo es la gran varianza que existe en los torneos, cobrando un 10% de los jugadores solamente, y además de una forma exageradamente exponencial.

 La idea por lo general no ha sido acogida de forma grata, así que voy a hacer una defensa de este sistema que creo que sería más coherente

 En un torneo de 10.000 puntos la media en la burbuja rondaría los 100.000, y las ciegas serían 1500-3000 ó 2000-4000. Un jugador de 50.000 (habiendo multiplicado por 5 su stack) estaría sufriendo para llevarse un simple pellizco que sería algo superior al buy-in. No me parece justo aunque lo prefieran los productores televisivos.

 Pongamos un torneo ficticio de 10.000+x euros, con 540 jugadores (se usa esta cifra para que sea más fácil ver los buy-ins que se ganan). Un EPT de PokerStars, el más exponencial haría una estructura muy similar a ésta: 

  • 1º-1.500.000€
  • 2º-850.000€
  • 3º-510.000€
  • 4º-394,700€
  • 5º-312.400€
  • 6º-257.700€
  • 7º-203.000€
  • 8º-137.000€
  • 9º-10º-85.000€
  • 11º-12º-60.000€
  • 13-14º-44.000€
  • 15º-16º-33.000€
  • 17º-24º-27.400€
  • 25º-32º-22.000€
  • 33º-40º-19.200€
  • 41º-48º-16.500€
  • 49º-56º-13.800€

Es tremendamente piramidal, no sólo porque cobran el 10% sino porque además los premios en la parte baja no dejan de ser una recuperación y algo más del buy-in.

El EPT además sigue una estructura de ciegas muy perjudicial para el buen jugador que favorece el “lottopoker”. No deja de ser curioso que el CEP, que tan mala fama tiene de estructura da 10.000 puntos IGUAL QUE EL EPT. Y los 9 PRIMEROS NIVELES sean exactamente los mismos (aunque 40 minutos en vez de 60). Teniendo en cuenta que el CEP son 600+60 y los EPT varían de 4000 a 8250€ (excepto el EPT de Montecarlo) no deja de ser curioso el contraste.

Como curiosidad decir que casi simultáneamente al EPT de Barcelona se disputaba el WPT Borgata con 40.000 puntos empezando en 25-50 con niveles de 75 minutos. 800 ciegas para empezar a jugar.

Las WSOP tienen una estructura que si bien pagan el 10% de los jugadores, benefician más los pagos a la parte baja, que prácticamente empiezan del doble del buy-in. Un paso adelante. En ese torneo ficticio de 10.000€+x, las WSOP® harían una tabla de pagos como ésta: 

  • 1º-1.215.000€
  • 2º-769.500€
  • 3º-472.500€
  • 4º-386.100€
  • 5º-315.900€
  • 6º-248.400€
  • 7º-194.400€
  • 8º-153.900€
  • 9º-113.400€
  • 10º-12º-72.900€
  • 13º-15º-59.400€
  • 16º-18º-45.900€
  • 19º-27º-35.100€
  • 28º-36º-29.700€
  • 37º-45º-24.300€
  • 46º-54º-21.600€

Cobran el 10% redondeado a mesas de 9 (el EPT es de 8), en este caso son 54 en caso de las WSOP® y 56 en el del EPT. Pero si fuesen 800 jugadores cobrarían 81 en las WSOP® y 80 en el EPT.

Esta estructura disminuye los puestos altos para beneficiar los últimos que entran en premio. Una buena forma de reducir la varianza. Además hay un salto algo mayor entre la mesa final y su burbuja.

Pero creo que se podría dar un paso más. En esta estructura que propongo cobraría el 20% de los jugadores garantizando 1,5 buy-ins al entrar en premios. En el ejemplo de este torneo, cobrarían 108 jugadores, el 20% exacto. De la siguiente forma: 

  • 1º-1.800.000€
  • 2º-600.000€
  • 3º-300.000€
  • 4º-230.000€
  • 5º-190.000€
  • 6º-150.000€
  • 7º-120.000€
  • 8º-95.000€
  • 9º-70.000€
  • 10º-18º-30.000€
  • 19º-27º-25.000€
  • 28º-54º-20.000€
  • 55º-108º-15.000€

El primer premio es aun mayor que en los otros casos (pienso que el poker viene de un winner takes it all y esa filosofía hay que mantenerla). Los premios de la mesa final bajan, aunque siguen siendo importantes, para que se busque la victoria y no ganar unos meros puestos y los premios cerca de mesa final son los más penalizados. La estructura de pagos es acorde a lo que el jugador percibe, donde hay una gran diferencia a llegar a mesa final o quedarse en burbuja de ésta

Es paradójico casos como el EPT donde siempre hay más diferencia en premios entre el 7º y el 8º que entre el 6º y 7º ó el 8º y 9º perjudicando al último de la mesa final más que a la burbuja de ésta, lo que considero sencillamente un error.

Es sólo una idea, pero esa sensación que se tiene en los torneos de que los premios están lejos y que doblas un par o tres de veces para irte a 0 creo que no es coherente hoy día. Hay que mejorar las estructuras de ciegas (todos los jugadores estamos de acuerdo en ello y hablaré próximamente de forma matemática sobre ello) pero también las de pagos. Un 10% es uno por mesa. El jugador necesita percibir que el buen juego tiene que ser premiado, así por ejemplo, en los torneos lottopoker en España, un jugador que juegue un torneo al mes, incluso siendo mejor que la media, tiene una alta probabilidad de no entrar en premios en ninguno debido a esto, y jugadores mediocres se ven altamente recompensados por un alto puesto. El póquer debe cambiar 

 

Como cada vez que César nos deja un artículo, nos deja sus apuntes finales a modo de sección de "curiosidades" bajo el título "Una entre 221". Hoy tenemos ración doble... 

  • UNA ENTRE 221 (A): En relación al artículo me sorprende que en la práctica las fases más tensas de un torneo son las burbujas o acercamiento a la mesa final, más que en la parte definitoria de un torneo. Una cosa curiosa sucedió en el EPT Barcelona, cobran 64, quedan 65. Están en el mano a mano. Felipe Tavares restado con AK y Daniele Mazzia con QQ. Tavares, brasileño, empezó a rezar y a temblar. Estaba sufriendo como si le fuera la vida en ello. Fue realmente dramático verlo, estremecedor. Además, con las nuevas normas no se tiran las cartas comunes hasta que las demás mesas se acaban. Fueron unos breves minutos eternos para él. En el flop salió la Q y Tavares quedó en burbuja mientras Mazzia acabó quedando cuarto en el torneo. 

Contrasta con el HU final, donde con 12 ciegas el jugador irlandés fue allin con una mano mediocre (74º creo recordar) y Ruthenberg hizo instacall con K9o. Salieron las comunes y se respiraba menos tensión que en una partida de parchís entre Carmen Sevilla y su abuela. No está mal para jugarse casi 100 millones de pesetas de diferencia entre el primero y el segundo. Y es que los pactos deberían ser algo más escondidos. 

  • UNA ENTRE 221 (B): Vi un problema de poker por internet que me parece sumamente interesante. Es dificillo. “Si un jugador tiene KK preflop, ¿cuantos jugadores como mínimo y con que manos tienen que haber para que el jugador con KK esté drawing dead preflop? (No puede llevarse nada del bote). 

   La respuesta en el siguiente artículo salvo que alguien responda antes.

César Garrido es colaborador de Poker10 y escribe su blog El César del Juego sobre poker, juegos de casino y azar y sus matemáticas.

césar garrido

César Garrido

César Garrido es colaborador de Poker10 y escribe su blog El César del Juego sobre poker, juegos de casino y azar y sus matemáticas.

Otros artículos del autor

Dos decisiones controvertidas en las WSOP®

19 de julio de 2012 Leer >

Los Pelayos: ¿Realidad o ficción?

29 de mayo de 2012 Leer >

Comparativas entre reglamentos

21 de febrero de 2012 Leer >

Otros artículos



ir a inicio de p�gina