Análisis de las salas de poker de Las Vegas

27 de mayo de 2011 Daniel Negreanu

Históricamente los casinos de Las Vegas no han podido acoger más de una mesa de límites altos, aunque parece ser que esto está cambiando.

Anoche en la Bobby’s Room (Bellagio) se abrieron dos mesas de No-Limit, mientras que había dos o tres mesas de mix-games de límites altos en el Aria. Tony G estuvo jugando en una mesa de high limit en el Wynn. Mucha gente me pregunta cual es el mejor sitio para jugar al poker en Las Vegas y la respuesta a preguntas de este tipo es la misma: depende de lo que estés buscando
 
A continuación os resumo algunas sesiones que he jugado en los casinos de Las Vegas y lo que ofrecen.
 
Desde que abrió en 1998, el Bellagio ha acogido toda la acción de high limit, de la cual se encargaba el Mirage con anterioridad. Hasta este año, el Bellagio era el único casino en el que podías participar en estas sesiones.
 
La sala está muy bien organizada. Hay una zona para mesas de límites más altos y disponen también de la exclusiva Bobby’s Room (dispone de dos mesas, una sala de estar y mucha privacidad). Fuera de la Bobby’s Room hay un podium en el que hay personal del casino que se encarga de asegurar el flujo de tráfico entre las salas. La legislación de Nevada no permite que se organicen juegos privados en los casinos, por lo que las puertas de la Bobby’s Room deben permanecer abiertas. De todas formas hay dos entradas, una suele estar abierta y la otra cerrada. Esta última suele provocar curiosidad y los turistas del casino la suelen abrir. El tema de las puertas es algo importante, porque cuando los jugadores participan en mesas de high stakes…bueno en el tipo de stakes que sea, lo que menos quieren es tener a un desconocido a sus espaldas.
 
Para los jugadores de high stakes, el Bellagio ofrece exclusivas ofertas en sus restaurantes. Esto no es algo que me beneficie personalmente, ya que Patty me suele preparar comida, pero es un lujo para aquellos jugadores que van muy a menudo al Bellagio y pueden comer y cenar mientras están allí. El servicio de aparcacoches es muy bueno. Ofrecen aparcamiento cerca de la Bobby’s Room y ese me conviene, porque está menos ocupado.
 
La Bobby’s Room está bien situada, fuera del alcance de los turistas, no como en el Mirage.
 
Podrían haber puesto un baño, pero decidieron que el olor podría llegar a ser un problema, así que optaron por no ponerlo. Se tarda bastante en ir al cuarto de baño desde la Bobby’s Room. Pasando por la sala de poker y por el Sportbook.
 
El Bellagio ofrece una selección de juegos muy variado. Si eres un jugador de Limit Hold’em es prácticamente el único sitio en el que podrás jugar.
 
En los últimos años bastantes jugadores de 200/400 y 300/600 me han transmitido sus quejas acerca del trato del personal del casino. Personalmente no tengo ninguna queja, pero si que es cierto que el grupo que se quejó era lo suficientemente grande para irse a jugar al Aria. Los regulares que solían jugar en el Bellagio han trasladado su juego al Aria. Para concluir, la sala está bien organizada. Una parte de la sala tiene cinco mesas con bastante espacio entre ellas, con un elemento de privacidad, ya que está levemente elevado y tiene una cristalera esmerilada, lo que impide que los curiosos puedan ver las cartas de los jugadores. Las mesas de límites bajos están situados a la izquierda de la sala y las de la Hold’em a la derecha. La Bobby’s Room está al fondo, en un lugar destacado.
 
Aria. El nuevo sitio de moda ha entrado con un acercamiento agresivo para tratar de ganarse el favor de los jugadores de poker: ofrecer comida gratis. No duró demasiado, ya que muchos jugadores de poker no tuvieron remordimientos en desperdiciar una oferta tan buena pidiendo comida por 500$, para luego invitar a amigos y familiar y comer como cerdos en la Ivey’s Room. Fue una de esas cosas “demasiado buenas para ser verdad” que en última instancia fracasa por la naturaleza humana de abusar de las cosas buenas. Como dicen en Matrix “la raza humana es un virus”.
 
Estos jugadores que normalmente pedirían una cena de 35$ de repente piden todo lo que pueden porque es gratis. ¿De verdad pensaban que iba a durar mucho? Ninguna sala de poker puede mantener a un grupo de jugadores obesos comiendo así todo los días.
 
Finalmente, el Aria cambió su política y ahora ofrece a los jugadores un cupón de 40$ cuando estén jugando. Lo que equivale a dos horas y media de rake, ya que pagan 9$ cada 30 minutos. Esto me parece más adecuado.
 
Como mencioné antes, nunca tuve ningún problema con el personal del Bellagio ni del Aria, pero escucho mucho a los jugadores y sé que están mucho más a gusto con los del Aria.
 
Tampoco hay cuarto de baño en la Ivey’s Room, pero la distancia es menor que en el Bellagio. Si te levantas en una mano de badeucy podrías afeitarte, lavarte los dientes y no te perderías ni una sola mano.
 
La Ivey’s Room no es práctica. No es lo suficientemente grande como para poner dos mesas, cuando realmente debería tenerlas, pero por otro lado es demasiado grande para tener tan solo una. Hay mucho espacio muerte. Entras y tienes un banco enano a un lado y al otro una barra. Tiene una forma muy extraña.
 
A pesar de ello, tengo que decir que la Ivey’s Room tiene algo de especial en comparación con la Bobby’s Room, y es que tiene una pequeña caja metálica para dejar tus cosas. Realmente es un lujo para los jugadores.
 
No me gusta jugar en la “top section”. Si quieres jugar una sesión de high stakes, pero no llegas temprano no tendrás acceso a la Ivey’s Room. Esta es una de las razones por las que necesitan poner dos mesas. Además, la “top section” es un poco caótica ya que hay poco sitio entre las mesas. Podrías estar jugando en una mesa de 1.500$/3.000$ y tener al lado una de Limit de 12$/24$. Debido a la poca privacidad, los turistas pueden pasar por allí.
 
La situación del parking es normal. Si vives en el centro y quieres llegar en coche, lo mejor que puedes hacer es evitar el strip y entrar en el casino por la parte de atrás, por Harmon. Desde la zona de aparcamiento hasta la sala de poker solo hay un poco más de distancia que en el Bellagio.
 
La sala está colocada de forma que no hay mucho tráfico de gente. Hoy en día, la mayoría de las salas de poker están situadas así, al contrario que en el los mejores tiempos del Mirage.
 
No sé cual es la razón, pero hay muchas más personas que entran en la Ivey’s Room mientras hay una sesión en juego. No hablo de gente que quiere jugar, sino anónimos. Por lo que veo, el personal del Aria no está dispuesto a decirle a la gente que no se pongan en las mesas a mirar. Mi opinión personal es que creo que deberían ser un poco más estrictos. Da igual si juegas en 1$/2$ o 1.500$/3.000$, el personal tiene el derecho de decirle a estas personas que no se conviertan en “railbirds”. Es incómodo.
 
Con todo, la sala de poker del Aria no me entusiasma tanto como a los regulares, pero si que es cierto que al final vas a donde esté la acción y aquí tienen partidas regulares todos los días.
 
Wynn. Cuando abrió me contrataron para ser su embajador de poker y lo hice durante 6 meses. En esta época ofrecí un desafío a cualquier persona que jugara contra mi entre 100.000$ y 500.000$ en cualquiera de los siguientes juegos:
 
Hold'em
Omaha H/L
Razz
Stud
Stud 8 or Better
No Limit Hold'em
Pot Limit Omaha
2-7 Triple Draw
 
En total, jugué nueve partidas. Empecé con una victoria en los cinco primeros duelos, pero en los cuatro siguientes conseguí terminar 5-4, con un pequeño beneficio. Jugué contra David Oppenheim, Joe Cassidy, Mimi Tran, Tony Bloom, Barry Greenstein y un hombre llamado “Persian Sean”.
 
Recientemente Tony G ha estado jugando en límites altos de 2.000$/4.000$ Omaha H/l y Pot-Limi Omaha.
 
El parking es de los mejores en Las Vegas. Puedes aparcar al lado de la sala de poker, literalmente. Pero la distancia al baño es mucho más grande que en los otros casinos.
 
El Wynn no tiene una sala de poker privada, tan solo dispone de cinco mesas en la “top section”. Hace mucho que no voy por allí así que no estoy muy familiarizado con los juegos que ofrecen, aunque si estás buscando límites bajos tengo entendido que en el Wynn son muy buenos.
 
Mirage. Esta es la sala donde he derramado más sangre, sudor y lágrimas en los años 90, cuando comencé mi carrera de profesional del poker. Empecé jugando 10$/20$ y 20$/40$ Limit Hold’em. Eventualmente subí a las de 40$/80$ y muy de vez en cuando a las de 75$/150$. Sinceramente me encanta este sitio, no sé si es simplemente nostalgia o si es que consigo concentrarme mejor, debido a los colores oscuros de la sala. Todavía recuerdo el olor del Mirage. Me encantaba la energía que transmitía esa sala. Allí me siento tan a gusto como en mi casa.
 
Aún recuerdo todas las veces que volvía a Budget Suites en Paradise and Twain a las 03:00 de la madrugada después de perder todo. Analizando los errores y luego intentando averiguar lo que iba a hacer después. Tenía una vida muy diferente a la de ahora. Me levantaba, me duchaba (a veces) y luego me iba andando al Mirage, que me llevaba 20 minutos. Cuando empezaba una sesión no comía. Muy de vez en cuando me levantaba e iba a por un croissant y un yogur a la barra. Lo único que hacía era jugar al poker. Mi vida era increíblemente extraña. Me encantaba el juego, mi vida y el reto de enfrentarme a los regulares, para convertir algún día en uno de ellos. Perdí el reto en muchas ocasiones, pero insistí y nunca tiré la toalla, de modo que al final lo conseguí y gané.
 
Recuerdo una vez cuando lo perdí todo en una mesa de 40$/80$ y luego me encontré a un amigo de Toronto llamado Zvi y se lo conté y me prestó 500$ para volver al casino e intentarlo de nuevo. Sé que es totalmente absurdo jugar 40$/80$ Limit Hold’em con un bankroll de 500$ pero era una época distinta. Convertí esos 500$ en 2.500$ y una semana después jugué mi primer torneo de las WSOP. Era 1998 y el evento era de Limit Hold’em. Era la primera vez que jugaba Pot Limit y al final lo gané. Empecé con 500$ y en una semana logré 169.000$. Pensarás que esa cifra me ayudaría durante mucho tiempo pero no, no estaba satisfecho con ser un grinder de 40$/80$. Tras bancar a jugadores y jugar en niveles altos me gasté todo el dinero. Todo fue parte de un proceso de aprendizaje y no lo cambiaría por nada.
 
Volviendo al Mirage. Los baños están justo al lado de la poker room. El parking no está tan cerca, pero cuando finalmente me compré un coche me gustaba aparcarlo, aunque hubiese servicio de aparcacoches. Cosa que sigo haciendo cuando paso por allí (aunque haya servicio de aparcacoches).
 
Una de las cosas que tiene el Mirage y que el resto de salas no, es el tráfico de personas. La sala está en el centro del casino y siempre hay muchos turistas que pasan por allí. Eso hacía que las sesiones fueran más emocionantes. Es una pena que los big games no se sigan haciendo allí, me encantaría volver a jugar allí
 
Venetian. Para la mayoría de vosotros esta será la mejor sala de poker de la ciudad. Es una sala enorme y siempre suele estar bastante llena de gente, con mucha variedad de low limit games. No ofrecen juegos de high stakes, pero si los ofreciesen tienen la mejor habitación privada de toda la ciudad. Jugamos 4.000$/8.000$ durante un período de tiempo y tienen dos mesas exclusivas lejos de toda la “movida”.
 
La sala está perfectamente diseñada. No es el Commerce, pero es lo más parecido que tenemos en Las Vegas. Patty, mi asistenta y su pareja, Lisa, suelen jugar allí y les encanta. El personal del casino es muy agradable y atento y además ofrecen un programa muy bueno de torneos de buy-in bajo.
 
Hice varios eventos en el Venetian y el personal siempre me recibió muy bien.
 
No es una sala en la que suelo jugar, ya que ya no juego low/mid stakes. Peri su eres un grinder y quieres construir un buen bankroll, recomiendo el Venetian.
 
Espero que hayáis disfrutado de mi corto resumen de lo que ofrece Las Vegas. El Orleans merece una mención especial ya que es un sitio en el que solía partirme la cara jugando torneos diarios de 20$. No sé si aún siguen ofreciéndolos, pero en verano solían organizar el Orleans Open –mi particular WSOP® cuando no tenía bankroll–. El evento principal tenía un coste de 500$ y el resto oscilaba entre los 100$ y los 300$.
 
 
En otras noticias; Terminé tercer en el Super High Roller 100.000$ del Bellagio, con un premio de 450.000$. Empezamos 29 jugadores. No tenía previsto jugar, pero cuando supe que había 15 inscritos no pude resistirlo. Este fue mi segundo evento del high roller. En enero quedé de segundo con 1.000.000$ y ahora de tercer. No está nada mal. Además, como supere a otros 27 jugadores me han dado puntos del Bluff Player of the year.
 
La próxima semana es hora de las WSOP®!!!! Estoy seguro de que este año voy a arrasar en el torneo. Me siento más preparado este año ya que he jugado mix games en el Aria. Además me ha ayudado mucho participar en el torneo high roller. Sé que van a ser días muy largos, todos los días durante 6 semanas, lo que quiere decir que no podré hacer P90X como hice el año pasado. Eso sí, tendré que hacer algo de ejercicio cuando pueda, pero mi principal objetivo será ganar el Main Event. No tengo otra opción.
 
Hay tres eventos high roller que han captado mi atención. El NLH Heads Up de 25.000$, el Player Championship de 50.000$ y el evento principal de 10.000$.
 
¿He mencionado que voy a arrasar en las WSOP®? Estoy dispuesto a apostar 3 a 1 que me llevo un brazalete y que conseguiré puntos para el jugador del año. Vamos a gamblear!
 

Daniel Negreanu "KidPoker" es jugador profesional de Poker e integrante del Team Pro de PokerStars

daniel negreanu

Daniel Negreanu

Daniel Negreanu "KidPoker" nació el 26 de Julio de 1974 en Canadá.

Ha ganado 4 brazaletes de las Series Mundiales de Poker  (WSOP) y dos campeonatos World Poker Tour (WPT).

Actualmente pertenece al equipo Team Pro de PokerStars

Poker10 conoció a Daniel en el 2006 y nos ha dado autorización para traducir su blog, que según muchos lectores habituales, es uno de los más interesantes y activos de todos los profesionales.

Otros artículos del autor

Tocando muchos palos

08 de febrero de 2012 Leer >

¡Hace tiempo que no hablamos!

13 de diciembre de 2011 Leer >

Siendo realistas

21 de octubre de 2011 Leer >

Otros artículos



ir a inicio de p�gina