La barrera del dolor. Manipulando a tus oponentes por Joe Beevers

25 de octubre de 2007 Artículos de profesionales del poker

por Joe Beevers
Fuente: FullTiltPoker
Traducción: Adriana Quiroga «Negrafea»

Hay muchos factores que afectan tus decisiones en la mesa de poker. Obviamente, las cartas que te reparten a menudo dictan si considerarías entrar en una mano, pero ellas son sólo una parte de la ecuación.

Una vez que estás jugando, cosas como tu estado físico pueden afectar tu juego. Si tienes hambre, estás cansado o incluso un poquito ebrio, es probable que no hagas tu mejor juego y tus decisiones pueden no ser muy inteligentes. Lo emocional es un factor también. Cuando estás ganando a menudo sientes como si pudieras armar cualquier mano que necesites para ganar el pote. Cuando vas perdiendo, sin embargo, una continua sucesión de derrotas puede parecer insoportable. Esto puede conducir a ponerte tilt e impedir que hagas tu mejor juego.

Usar esta clase de información en contra de tus oponentes es una de las claves para convertirte en un ganador. Si sabes que están un poco cansados o un poco tilt, puedes determinar si es probable que llamen una apuesta oportuna o un bluff.

Por ejemplo, digamos que en el river lograste las nuts y quieres inducir a tu oponente a poner más dinero en el pote. ¿Qué hacer? La respuesta con frecuencia depende de tu oponente y de qué tamaño de apuesta piensas que lograrás que pague.

Un factor a considerar es cómo de bien está jugando tu oponente. ¿Está ganando o perdiendo? Digamos que sabes que un jugador se sentó con $500 y ahora tiene $710. Es mucho más probable que este jugador llame una apuesta de $140 a $170 en el river que una apuesta de $220 a $250, porque el dinero adicional lo empuja a él a lo que me gusta llamar«la barrera del dolor».

Para tu oponente, igualar una apuesta de $170 significa que aún estára por encima en la sesión, aún si pierde el pote. Hacer call a $220 o más significa que quedará por debajo. Para muchos jugadores, la diferencia psicológica entre estos dos escenarios es enorme, aunque no se den cuenta.

Hay otros factores que pueden ayudarte a manipular la barrera del dolor de tus oponentes en la mesa. Por ejemplo, un jugador que está sentado con dinero justo (es decir, no tienen más dinero en sus bolsillos o guardado en el cajero) es mucho más probable que sea sacado de una mano con una gran apuesta si lleva alguna mano marginal. La barrera del dolor se vuelve aún más efectiva si sabes que tu oponente está por retirarse del juego. Podría haber recibido una llamada telefónica de su esposa o irá a cenar pronto, entonces, la apuesta de $250 descrita antes funciona con más frecuencia, ya que la mayoría de los jugadores no quiere terminar susesión con una pérdida.

Obviamente, usar la barrera del dolor no funciona siempre pero, si se usa apropiadamente, es una gran arma para tener en tu arsenal.

El autor es jugador profesional de poker.

artículos de profesionales del poker

Artículos de profesionales del poker

El autor es jugador profesional de poker.

Otros artículos del autor

Los pros y contras de ser activos al principio

06 de febrero de 2009 Leer >

Semi-Farol, por Andy Bloch

05 de febrero de 2009 Leer >

Como jugar los Primeros niveles de Turbo MTTs, por Michael Craig

24 de diciembre de 2008 Leer >

Otros artículos



ir a inicio de p�gina