Los beneficios de una imagen agresiva, por Scott Montgomery

11 de noviembre de 2008 Artículos de profesionales del poker

Uno de los aspectos más importantes del póquer es establecer una imagen específica y utilizarla para tu propia ventaja. Haciendo un juego extremadamente agresivo, es muy probable que te paguen bien cuando ligues una mano fuerte ya que tus oponentes probablemente van a asumir que no tienes nada; al jugar apretado constantemente, te saldrás con la tuya con faroles porque van a asumir que tu mano es fuerte. Ambos enfoques son buenos, pero es tremendamente importante que seas consciente de tu imagen en la mesa y así poder sacarle provecho.

La mayoría del tiempo, los jugadores caen entre estos dos extremos y eso no es fórmula para el éxito. Una de las claves para el éxito en póquer es jugar constantemente un juego completamente diferente a cualquiera de tus oponentes en la mesa. Desarrollando un estilo único y luego variando el juego te permite tomar ventaja de los oponentes que no ajusten el juego.

Personalmente, yo veo que el estilo que funciona mejor es ser pura y completamente agresivo. Una razón importante para esto es que me da la oportunidad de convertirme en el líder en fichas y quedarme con el torneo. Por otro lado, también te puede dejar temprano en la calle. Para mí, es un riesgo que vale la pena tomar; a largo plazo, me interesa más ganar un torneo de vez en cuando que llegar al dinero la mayoría del tiempo.

Ten en mente que este tipo de agresividad no se trata solamente de hacer faroles para robar botes; mi meta principal es que me paguen cuando tengo una mano fuerte. Al involucrarme en múltiples botes con manos mediocres manteniendo mi stack más o menos nivelado, tomo una posición en la cual puedo sacar provecho de mis oponentes convencidos de que juego a lo loco y me meto en el bote con cualquier par de cartas. No necesito tener éxito cada vez que haga un farol, sólo lo suficiente para mantenerme a flote y reforzar esa imagen descontrolada y asegurarme así, de que cuando ligue esa mano, gane un buen bote.

Esta es una ilustración perfecta. Es el séptimo día del Main Event de las Series Mundiales de Poker, el día que determina quién se sentaría a la Mesa Final. Yo comencé el día con cerca de 4.5 millones en fichas, un poco inferior a la media de la mesa. Yo sabía que para llegar a la mesa final y tener una oportunidad real de ganar, necesitaba alrededor de 15 millones en fichas. No tenía ninguna intención de entrar raspado y como un stack corto, sabía que necesitaba triplicarme durante el curso del día.

Me mantuve con el número de fichas nivelado durante el día, excepto por dos botes gigantes que estaban directamente relacionados. El primer bote llegó temprano en el día, cuando intente eliminar a un jugador en el flop con un farol con nada más que un As. Mandé todo al medio porque pensé que este jugador definitivamente se iba al mazo. EI acabó pagando, había conectado con el flop haciendo el par más alto, pero yo ligué el As en el river y me dupliqué a su costa. Ciertamente tuve mucha suerte aquí, pero otra cosa muy importante salió como resultado: hice saber a la mesa que no me asustaba hacer un movimiento con todas o casi todas mis fichas.

Más tarde, estaba involucrado en una mano en la que yo tenía las nuts, había cuarto picas en la mesa y yo tenía el As. Mi oponente también tenía color, pero más bajo, con el nueve, pero mi imagen en la mesa era tan descabellada que me pagó porque pensó que era otro farol. La mano anterior cuando empujé con As alto, y él probablemente aún lo tenía en mente. Los jugadores de poker siempre quieren ver. Piensan: ¿Cuáles son las manos que puedo derrotar? Y esto es magnífico cuando estás en una mesa en televisión, porque nadie quiere ser el jugador que tira una mano buena y pierde un bote enorme contra un farol, especialmente cuando la nación entera está mirando. Y gracias a mi imagen, acabé ganando un bote de 18 millones de fichas.

En un sentido, no es fácil jugar poker tan agresivamente. Tienes que estar preparado para manejar los altibajos emocionales; debes entender muy bien, que a veces vas a perder botes gigantes, quizás hasta tu stack completo en un farol. Cuando sucede, no puedes desmoronarte. Debes entrar en el próximo torneo preparado para operar de la misma forma una vez más, porque la mayoría del tiempo funciona. Nunca debes tener miedo en la mesa o estar preocupado por lo sucedido en juegos previos. Para jugar tan agresivamente, debes estar convencido de que esta es la manera correcta de jugar. Si puedes manejar esto, vas a tener mucho éxito a largo plazo.

Scott  Montgomery es jugador profesional de Full Tilt Poker

Visitar

El autor es jugador profesional de poker.

artículos de profesionales del poker

Artículos de profesionales del poker

El autor es jugador profesional de poker.

Otros artículos del autor

Los pros y contras de ser activos al principio

06 de febrero de 2009 Leer >

Semi-Farol, por Andy Bloch

05 de febrero de 2009 Leer >

Como jugar los Primeros niveles de Turbo MTTs, por Michael Craig

24 de diciembre de 2008 Leer >

Otros artículos



ir a inicio de p�gina