¿Cómo perder menos cajas en NL cash? (II)

15 de junio de 2009 Antonio Carrasco

Hola, soy Antonio Carrasco, alias “kaveson”, y te presento el segundo vídeo de la serie “¿Cómo perder menos cajas en NL cash?” En él vamos a analizar una mano en la que tenemos reyes, nos enfrentamos a un rival serio y el flop es temible. Veremos temas generales como la medición de las 3Bets, la lectura de cartas, el uso de datos estadísticos del rival o la interpretación de decisiones. Como siempre, puedes leer un comentario resumido en la serie de Artículos de PokerPoquer.com. Espero que te guste.


Haciendo doble click sobre el video lo podréis ver a pantalla completa

NL100. Mesa con 4 jugadores.

Estamos en BB con KK y deep stack con casi 142 bb.

Nos sube a 3 bb el SB, que tiene también un stack profundo, con 137 bb, y sus stats básicas son las siguientes:

  • VPIP = 20%
  • PFR = 13%
  • PFR 1st SB = 30%

Se trata, por tanto, de un jugador sólido y serio de NL en mesa corta.

Por tanto, la mano se va a jugar con un stack efectivo de 137 bb y el stack útil, que podremos invertir sin comprometernos, será el 40% de 137 bb = 54.8 bb (utilizaremos la cantidad redondeada de 55 bb para facilitar los cálculos).

Nuestra jugada con KK es hacerle una 3Bet. Podríamos jugar lento, pero si tiene un As, le saldrá otro en el flop en un 16% de los casos; es un riesgo que debemos decidir si queremos asumir o no. En general, con KK es mejor meter la 3Bet. ¿A cuánto? La cantidad de la 3Bet estará relacionada con las continuation bets no comprometidas (del 75% del bote) que podamos realizar. Como el stack efectivo es profundo podremos planificar la mano para poder realizar apuestas de continuación no comprometidas en el flop y en el turn. Y teniendo en cuenta que el stack útil es de 55 bb, una estructura ajustada de apuestas podría ser la siguiente:

  • 3Bet a 9bb.
  • CB del flop de 13,5 bb.
  • CB del turn de 32,5 bb.

De esta forma, podríamos meter la máxima presión sin tener que comprometernos con el bote si no queremos hacerlo. Y además, limitaremos mucho la rentabilidad del juego especulativo (por odds implícitas) en el turn, si el rival tiene 9 outs o menos.

Veamos qué hizo nuestro jugador.

Efectivamente subió a 9bb, un movimiento correcto, que nos dará lectura de la fuerza de las cartas del rival.

El oponente simplemente paga, no hace la 4bet, lo que nos puede indicar que probablemente no tenga manos como QQ, JJ o TT. Podemos ponerle en AA (jugados lento), dos cartas altas, 99- y suited connectors.

El bote tiene 18 $ o bb.

El flop es sumamente “scary” o temible (JcTt9t).

Tenemos overpair, proyecto de escalera cerrada y proyecto de color runner-runner. No obstante, el rival puede haber ligado una jugada mejor que top pair o un proyecto fuerte.

Tras la 3Bet a 9 bb nos queda un stack útil restante de 55-9= 46bb

En esta situación, la mano se puede complicar mucho y pronto. Por eso, es muy importante conocer los datos de donk bet (si es que nos apuesta de cara) y de check-raise vs PFR del rival (si se pasa):

  • Si el % de donk bet es superior a 18% o el de check-raise es mayor que 11%, deberemos tener en cuenta que cabe la probabilidad de que el oponente nos apueste o suba con un proyecto (OESD o color) o con una mano como pareja con posibilidades de mejora.
  • Si sus stats son inferiores a ambos porcentajes, será más probable que nos apueste o suba con una mano fuerte o un proyecto de 12 outs o más.

En este punto, también es crucial comprender la diferencia táctica entre meter una donk bet o hacer un check-raise. Pongámonos durante unos segundos en la piel del villano y valoremos sus opciones de contraataque:

  • Debemos ser más proclives a la donk bet si estamos buscando comprometernos con el bote, es decir, cuando consideramos que nuestra jugada es o será lo suficientemente fuerte como para invertir todo el stack efectivo antes del showdown. Una donk bet de 14-15 bb podría provocar el raise de un rival agresivo, lo que nos acercaría mucho al objetivo del planteamiento de la situación de compromiso. También podría tener como consecuencia el call del oponente, lo que nos daría la iniciativa en la calle siguiente y nos permitiría meter una apuesta de continuación 34-40 bb, claramente comprometida.
  • En cambio, podemos tender más al check-raise cuando queremos aprovecharnos de la folding equity de la subida (que se acercaría mucho al tope del stack útil), manteniendo una escapatoria, si el oponente nos vuelve a subir comprometiéndose con el bote. Por ejemplo, si el Hero mete una apuesta de 13.5 bb, el villano podría hacer una subida a 32-35 bb, quitándole al Hero cualquier posibilidad de maniobra sin comprometerse; si el Hero volviese a subir, el villano podría tirarse ya que la 3Bet del Hero indicaría muchísima fuerza.

Bueno, volvamos a la mano, desde la perspectiva del Hero.

El rival pasa, por lo que descartamos la donk bet.

Antes de tomar cualquier decisión, hemos de mirar su % de check-raise. En este caso, era del 23%; por tanto, se trata de un jugador muy agresivo que utiliza mucho el contraataque. Y en esta mano, la situación es muy propicia para su check-raise.

¿Qué podemos hacer (teniendo en cuenta que tenemos un stack útil restante de 46 bb)?

  • Apostar:
    • Si decidimos apostar, como no podemos evitar aún su juego por implícitas, podemos seguir con nuestra planificación inicial y meter una continuation bet de 13.5 bb. El problema al que nos podemos enfrentar si jugamos así es que el rival nos haga el temido raise a 30-35 bb y ello impida que podamos hacer una 3bet sin comprometernos (ya que una subida a 46 bb no tendría ninguna folding equity).
    • Si apostamos más fuerte, 15 bb por ejemplo, su raise será aún más fuerte (probablemente de 40-45 bb) y nuestro 3Bet será muy cercano al all-in del stack efectivo. La situación no diferirá prácticamente nada de la anterior, salvo que creamos que el rival es capaz de tirarse ante el raise all-in.
    • Si apostamos más blando, 11 ó 12 bb, quizá nos pueda leer debilidad y nos ataque con jugadas peores (lo que incluso nos interesa). Su raise podría ser de 25-30 bb. De nuevo, nuestra 3Bet a 46 bb no tendrá apenas folding equity, por lo que no será muy útil.
    • Por tanto, si apostamos, podemos comprobar que el raise del rival es muy incómodo para nosotros y no nos permite hacer una 3Bet con folding equity sin comprometernos con el bote.
    • Si decidimos buscar el compromiso y el all-in (decisión de dudosa rentabilidad en el flop), la mejor acción es la apuesta fuerte de 15 bb.
  • Pasar es una opción bastante conservadora. Tiene sus ventajas y sus desventajas:
    • Ventajas:
      • Mantenemos el bote pequeño, arriesgando menos stack en una mano muy complicada en la que podemos ganar poco o perder una caja.
      • Inducimos al rival a tomar la iniciativa con cartas a las que podemos ir ganando.
      • Tenemos una mano fuerte y que aún puede mejorar bastante si las cartas acompañan.
    • Desventajas:
      • Regalamos una carta gratis para los posibles proyectos del rival.
      • Demostramos cierta debilidad, que puede ser aprovechada por un rival agresivo en las siguientes calles.
      • Tenemos una gran dependencia de la carta que da entrada al turn. Si es temible, probablemente el rival podrá derribarnos. Si es un blank, serán mucho mayores nuestras opciones de ganar la mano y de obtener un bote más cuantioso. Recordemos que las probabilidades de éxito de los proyectos cambian mucho del flop al turn: un súper proyecto de 15 outs (color más escalera a dos puntas) en el flop ganará en un 54.12% de los showdowns; en cambio, el mismo proyecto, con solo la carta del river por salir, solo ganará en un 32.61% de las manos.

La decisión es muy difícil, sobre todo, porque ya hemos comentado que el rival tiene un check-raise vs PFR del 23% y es muy probable que nos suba para llevarnos al all-in. Recordemos que si tiene proyecto de color y una pareja, con 14 outs, es favorito para ganar el bote con dos cartas por salir, ya que tiene un 51,16% de probablidad de victoria; y que con proyecto de color y escalera abierta, aún es más favorito, ya que tiene un 54,12% de victoria. Si, además, cuenta con algo de folding equity, es muy probable que juegue muy agresivo la mano.

Por otra parte, si tiene una trucha o una doble pareja (y entran perfectamente en su rango de cartas según su acción del pre-flop), su check-raise está asegurado, ya que al oponente le interesa reducir nuestras odds implícitas con una buena subida.

Por tanto, quizá nuestra mejor jugada sea el check.

Veamos qué pasó.

Ya hemos dicho que el oponente pasa tras salir el flop. Nuestro Hero decide jugar agresivo, metiendo una apuesta de 15 bb (un 83% del bote). El rival percibe nuestra intensidad y reacciona con una raise a 55 bb, superando el umbral de compromiso que, recordemos, estaba en 46 bb.

¿Qué debemos hacer?

Su movimiento indica bastante fuerza y da a entender que en la mayoría de los casos vamos a ir detrás:

  • Puede llevar una jugada fuerte y vulnerable: AJ, doble pareja o trucha.
  • Puede llevar una escalera y estar defendiéndose de los proyectos color.
  • Puede tener proyectos de 14 ó 15 outs, que con dos cartas por salir le hacen ser favorito.
  • Podría tener un proyecto de 9 ó 12 outs, y haberse estimado una probabilidad de fold del rival superior al 50% (si tiene 9 outs) o al 13% (si tiene 12 outs) para hacer el movimiento con EV+. (Es muy interesante conocer que con 12 outs reales, el % estimado de fold requerido es muy bajo para conseguir expectativa positiva).

Para poder tomar una decisión, hemos de valorar la probabilidad de cada una de las opciones anteriores. Como es imposible hacerlo en caliente (por falta de tiempo o de capacidad de procesamiento :), en este tipo de situaciones, casi todos tendemos a aceptar la situación del compromiso y a llegar al all-in.

Pero, ¿es siempre correcto actuar así? Analicemos las tres posibilidades:

  • Fold. Dado que solo somos favoritos si el rival tiene AJso o si está jugando muy agresivo con un proyecto débil (de 9 ó 12 outs), y esta opción es remota porque estamos en NL100 y los jugadores no suelen ser tan refinadamente hábiles, creo que el fold en este caso concreto es la solución más rentable. Creo que la mano debería acabar con un fold y un “nh” en el chat. (Quizá no estéis muy de acuerdo, pero podemos debatirlo con comentarios al artículo :).
  • Call. Si igualamos el raise, aceptando su planteamiento del compromiso, ya no podremos tirarnos y acabaremos all-in. Para que el call tenga EV+, nuestra probabilidad final de victoria, teniendo en cuenta las dos cartas que quedan por salir, debería ser superior al 41%. Podríamos tener un % superior a ese si el rival tuviese AJ o cualquier proyecto y estaríamos detrás contra dobles, truchas y escaleras.
  • Raise all-in. Nuestro raise all-in no tendría apenas folding equity, ya que el oponente solo necesitaría estimarse un 26.64% de probabilidad de victoria para pagar (es decir 73 bb que debería poner para ver el all-in / 274 bb que tendría el bote completo). Por tanto, al igual que en el caso del call, necesitaríamos estimarnos un 41% de probabilidad de victoria para lanzar el raise all-in. Entre las dos opciones (call o raise all-in), en esta mano preferiría la subida (porque ante algunos jugadores débiles y de escasa calidad, podría provocar el fold, aun habiéndose comprometido con su raise a 55 bb).

Como vemos, se trata de una mano muy complicada. La decisión es muy ajustada porque no tenemos una lectura clara.

Veamos qué hizo nuestro Hero (aunque después de su CB de 15 bb, la respuesta es bastante fácil).

Efectivamente, metió all-in. El rival pagó y mostró doble pareja, que se mantuvo por delante de los monarcas al final de la mano.

Buffff, ¡una caja abajo! ¡A remar!

Bueno, hasta aquí este segundo vídeo de la serie “¿Cómo perder menos cajas en NL cash?”. Como siempre, me encantará leer tus comentarios, críticas, aportaciones y dudas. Si tienes alguna mano complicada, que quieras analizar conmigo, no dudes en enviármela por correo a antonio[arroba]pokerpoquer.com. Tienes la Escuela PKPQ a tu disposición.

Saludos.

Antonio Carrasco 'Kaveson' es coach profesional de jugadores de poker.

antonio carrasco

Antonio Carrasco

Antonio Carrasco “Kaveson” empezó en el mundo del poker a finales de 2004. Desde entonces, ha sido colaborador pokerpoquer.com y Poker10.com.

Es autor de distintos sitios especializados de poker (como manualholdemanager2.com o pokermatematicas.com) y suele escribir a diario noticias en Poker10. También es más conocido por sus trabajos de investigación y docencia del poker.

Desde 2008 trabaja como coach personal de jugadores profesionales y semiprofesionales. Sus clases se basan en las matemáticas del poker y en el uso de software de ayuda.

Otros artículos del autor

Mercado abierto y clubes de poker legalizados: el sueño italo-español

28 de enero de 2016 Leer >

Los tells verbales

19 de enero de 2016 Leer >

¿Tienes experiencia y una buena base, pero no logras dar el salto de calidad?

10 de marzo de 2015 Leer >

Otros artículos



ir a inicio de p�gina