Inside the Game – WSOP Main Event

18 de julio de 2012 Daniel Hernández

¡Hola a todos! Ya estoy de vuelta de Las Vegas y para intentar haceros partícipes del torneo más apasionante del mundo, os traigo una de las manos más interesantes que disputé para ver vuestra opinión sobre cómo la hubieseis jugado vosotros. Es una mano en la que veremos cómo hacer un farol con una secuencia sólida y creíble y qué variables debemos valorar a la hora de decidir si intentamos hacer un gran farol en el river o si desistimos y entregamos el bote.

La mano sucedió en nivel 13 (tercer nivel del día 3). Os pongo en antecedentes de cómo había ido el torneo hasta entonces. El primer día había machacado literalmente mi mesa gracias a que conseguí doblarme en el primer nivel y pude utilizar mi mayor stack para desplegar un juego small ball agresivo durante toda la jornada ganando infinidad de pequeños botes, siendo el chip leader de la mesa en todo momento donde cerré el día con 92k (empezamos con 30k). El día 2 tuve una mesa más dura con varios tiburones, entre ellos un “angelito” que tiene 900.000 dólares en torneos en vivo (mesa final del PCA Bahamas incluida) y 750.000 online. A pesar de eso, optimicé cada bote con las pocas cartas que tuve y conseguí pasar al día 3 con 172.000 puntos. Ya en el tercer día de competición, estaba dando un auténtico recital arrasando mi mesa en la que ganaba uno de cada tres botes. Mis rivales me estaban respetando en exceso e incluso me regalaban mi ciega grande porque no se atrevían a atacarme. Y así conseguir subir en apenas un nivel y medio a más de 320.000 puntos (de los 172.000 con los que empezaba el día). En ese momento, debía estar situado entre los puestos 60 y 80; tenía tantas fichas que literalmente me podía haber levantado de la mesa, dejar que me robasen todas las ciegas y volver al día siguiente, cuando estallase la burbuja y hubiese entrado en premios holgadamente. A partir de ahí, perdí 80.000 puntos en dos manos, 60.000 de los cuales fueron en un proyecto de 14 outs en el flop que llevé hasta el river sin que se completara el mismo. Me quedé entonces con unos 220.000 puntos, estando la media en 170.000 cuando llega la mano en cuestión: nivel 13 (2400/1200 y 300 de ante); abro a 5.000 puntos en UTG con mi KQ de diamantes y todos foldean hasta la SB, un jugador francés agresivo y con un stack parecido al mío (entre los dos nos habíamos repartido más de la mitad de los botes, respetándonos siempre entre nosotros); el francés me resube x3 a 15.500 puntos y decido hacer call con posición. El flop es 992 con un diamante y dos corazones; el francés hace una blocking bet de 8k en bote de 35k y yo hago call con la intención de flotarle en el flop para tirarlo en el turn si no salía mi rey, dama o diamante que me abra el proyecto de color. El turn es el As de picas (ya no hay posibilidad de color), y el francés repite blocking bet de 10k en bote 51k; en ese momento decido llevar a cabo el plan pensado al flotarle en el flop, y le resubo a 28k pensado que puedo tirarlo si no tiene el As; el francés se mosquea pero termina haciendo call, y se forma el bote más grande del día con unos 107k; y el river es un 8 (carta blanca). Mi oponente hace check y me pasa la acción a mí. En ese momento hago dos valoraciones:

  1. Valoración de la mano: aunque yo había estado muy agresivo todo el día, había construido siempre botes pequeños y en ningún momento había comprometido una gran cantidad de fichas ni me habían descubierto un gran farol. Mi rival era muy bueno, pero me respetaba y era capaz de entender esto. En ese board 992-A-8, el 9 impacta perfectamente en mi amplio rango de apertura (todos los suited connectors T9s, 98s, así como connectors 1 gap e incluso dos gap J9s, 97s, Q9s). ¿Qué mano podía tener mi rival tras 3betearme en el flop OOP por primera vez en el torneo (hasta entonces nos habíamos respetado mucho)? Lo pongo en AA, KK, QQ, JJ o AK; creo que con parejas inferiores a JJ sólo me hace call, manteniendo el respeto que nos teníamos hasta entonces y con ases AQ, AJs también. Con una apuesta fuerte en el river de 80k en el bote de 107k (con eso me dejaría casi 100.000 puntos por detrás para seguir con posibilidades en caso de que me hiciera call), lo tiro obviamente de KK, QQ, JJ; creo que también lo tiro de AQs y AJs de corazones (había sólo dos corazones en flop) y pienso que de AK también lo tiro porque con la apuesta de 80k en el river él me va a poner al menos en trío de 9 (no había overbeteado nunca manos como simple top pair). En resumen, considero que lo voy a tirar de todas sus posibles manos excepto de AA (sabiendo que AK tendría riesgo de hero call), y habiendo un As en el board se reducen las posibilidades de que esa sea su mano. Por tanto, pienso que lo obligo a foldear en más de un 50% de las veces con un movimiento que necesita salir bien un 43% de las veces para que sea EV+ ((80+107)/80). Sin embargo, el bubble factor es muy alto, con lo que el movimiento es demasiado arriesgado.

  2. Valoración del torneo: si cedo la mano en el river, bajo a 170.000 (justo en la media) quedando 1100 jugadores de los que entraban en premios 666. Aunque a priori sería un muy buen stack para seguir jugando el torneo, se da la circunstancia de que acababan de traer a la mesa a un jugador con más de 500.000 puntos, con pinta de ser muy agresivo y lo ubicaron justo a mi derecha. Así mismo, el otro jugador que tenía más fichas que yo era el francés con quien estaba disputando esta mano y estaba dos puestos a mi derecha, por lo que se avecinaba mucha guerra en mi zona de la mesa. Si cedo la mano me quedo con los 170k, y los dos big stacks de mi derecha me van abrir muchísimas manos con sus stacks de 500k y 300k (que sería el stack con que dejaría al francés si le cedo la mano en el river), con lo que perdería seguramente toda la iniciativa que estaba teniendo en la mesa, teniendo que pasar a jugar tight hasta entrar en premios. Esto me haría entrar en premios con un stack bajo, puesto que durante la burbuja los big stacks se iban a forrar a base de robar manos. En ese escenario me iba costar quedar entre los 300 primeros, dependiendo en exceso de que me entrasen buenas cartas y encontrase algún cooler a mi favor. Tal como estaba organizada la estructura de premios, no había demasiada diferencia entre quedar el 666 (19.227$) o el 379 (28.530$). Si decido hacer el farol y me sale bien, me quedo como segundo mayor stack de la mesa, pudiendo continuar con mi estrategia small ball con la que estaba arrasando y eso me podía permitir acumular muchas fichas durante la burbuja, con lo que aumentaban notablemente mis posibilidades de colarme entre los 100 primeros, que era donde se repartían los premios gordos: desde los 62.021$ del puesto 99 a los puestos millonarios de la mesa final. En resumen, si foldeo tengo altas posibilidades de acabar con un premio en 20.000 y 30.000 dólares y si hago el farol y me sale bien puedo ir descaradamente a por el torneo.

Viendo la valoración de la mano (en que el farol tiene altas probabilidades de éxito) y la valoración del torneo (en que hay una sustancial diferencia entre quedarme con 170k y ceder la iniciativa o quedarme con 270k e intentar seguir abusando de la mesa) decido hacer el farol y apostar 80k en el bote de 170k. Al francés no le gustó nada mi apuesta, me preguntó si tenía pocket 99, pocket 22 o simple trío de 9. Estaba convencido de que iba a foldear, ya que me estaba poniendo exactamente en las manos que yo estaba simulando y con su AK no le ganaba a ninguna de las manos que yo estaba simulando tener. La secuencia de mis apuestas había sido muy consistente: call en flop, raise x3 en turn y apuesta fuerte en river. Tras más de cinco minutos pensando, le entra un ataque de testosterona y con una mala cara terrible decide hacer call con su AK. Podéis imaginar que la mala cara cambió inmediatamente de dueño cuando le enseñe mi aire total (KQs).

Visto el análisis de la mano, os lanzo dos preguntas:

  1. ¿Veis bien el farol u os parece un riesgo excesivo?

  2. En la situación del francés, ¿hubieseis hecho el call?

Comentaros que mi torneo acabó una órbita después cuando, estando corto con 90k, meto 4bet all in con AK y me tropiezo con KK. Fue muy duro estar el 90% del torneo chip leader de mesa y top 3 español para terminar marchándome sin entrar en premios. Fui descaradamente a ganar el torneo y eso tenía sus riesgos…

Un saludo a todos y espero que os guste la mano.

 Daniel Hernández es un jugador canario especializado en torneos multimesa que cuenta con grandes resultados tanto online como presenciales.

daniel hernández

Daniel Hernández

Daniel Hernández empezó en el mundo del poker en 2008. El jugador canario es un estudioso del juego, estando especializado en torneos MTT y en Heads-Up. Cuenta en su haber con importantes resultados online y es un habitual de los principales torneos de la red. Debido a la lejanía geográfica de su lugar de residencia, hasta ahora ha sido muy selectivo con los torneos en vivo que ha jugado. En 2011 destacó su 100% de efectividad en los tres torneos que disputó fuera de sus islas afortunadas: mesa final en el Estrellas Poker Tour de San Sebastián (3º), mesa final en el CEP de Barcelona (7º) y caja en el EPT de Barcelona.

Otros artículos del autor

Inside the Game Live!– WPT Marbella

21 de abril de 2012 Leer >

Análisis de estructuras de torneos

07 de marzo de 2012 Leer >

Inside The Game: EPT Barcelona 2011 - Desenlace

16 de enero de 2012 Leer >

Otros artículos



ir a inicio de p�gina