Di NO al pacto

22 de octubre de 2012 Raúl Vicente

Aquellos que me conozcáis medianamente, conocéis mi aversión a los pactos en los torneos. Este fin de semana, en el CEP de Tarragona, se vivió una situación que no hace más que reforzar mi postura.

Bajo mi punto de vista, los pactos en torneos en vivo deberían estar prohibidos. En mi opinión, estos "arreglos" van en contra del espíritu de competición que se pretende imbuir en los torneos y, en demasiadas ocasiones, propician situaciones que dan mala imagen de lo que pretendemos que sea un deporte.

Yo siempre pongo el mismo ejemplo: No veo a Federer pactando con Djokovic en una final de Wimbledon, en plan "hala, yo me quedo la ensaladera y tú te llevas la pasta".

El argumento que a menudo escucho en favor de los pactos es que así se reduce varianza y que también ayudan a sobrellevar los gastos de desplazamiento y alojamiento a un torneo. Para mi, esto es un error de fondo, de planteamiento. Los torneos de poker en vivo deberían verse como una búsqueda de la gloria, no de la rentabilidad. Para eso ya está el cash o los torneos online, donde puedes minimizar la varianza jugando infinidad de eventos al mismo tiempo y ahorrarte los gastos de desplazamiento jugando desde casa. Cualquiera que haya jugado mínimamente en vivo, sabe que los torneos presenciales no son rentables… si se parte de esa premisa antes de jugar, ¿por qué se busca la excusa de la rentabilidad a la hora de pactar? Para mi, la gente que busca el pacto en los torneos en vivo no tiene las cosas claras.

Yo creo que a un torneo de poker en vivo uno ha de ir a divertirse, a motivarse, a competir, a salir en la foto. ¿Qué hay de emocionante en llegar a un arreglo para que se detenga el torneo? Se está confundiendo la motivación de acudir a estos eventos. Un torneo en vivo debe jugarse para ganar, no para entrar en premios. Además, en el caso de torneos que formen parte de una liga o campeonato, este tipo de pactos tergiversan la marcha de la competición. 

¿Por qué permitir un pacto en plena burbuja para que cobre un jugador más? Los jugadores experimentados saben que la burbuja es uno de los momentos más propicios en un torneo para acumular fichas… ¿por qué anular ese momento?

Soy muy fan de la decisión que tomó la organización de las extintas Full Tilt Poker Series de no permitir los pactos en sus torneos. La competición es lo que ha hecho popular a nuestro juego favorito y eso es lo que se debería fomentar. Incluso, aunque se hagan de forma encubierta, los pactos alteran la sucesión natural de una mesa final. Un short-stack que haya conseguido un pacto beneficioso económicamente, seguramente jugará de forma diferente, y probablemente incorrecta, a cómo lo haría si tuviese que aspirar a escalar un puesto más en la tabla de premios. En mi opinión, eso sería hipotecar un aprendizaje que puede servir a largo plazo para supeditarlo a un rendimiento a inmediato plazo.

Los pactos me parecen especialmente fuera de lugar en los torneos de índole nacional. No hablaré de, por ejemplo, un EPT donde además, precisamente, para esta temporada han introducido un nuevo sistema de control de pactos... que tampoco me gusta.

En un torneo como, digamos, un CNP770, ¿qué sentido tiene pactar? Hablamos de torneos en los que el primer premio puede rondar los 15.000-20.000 euros. ¿Pactas para asegurarte un par de miles de euros más de premio? Si no eres jugador profesional, y ese par de miles de euros van a marcar una diferencia en tu vida, probablemente no deberías haber jugado ese torneo. Si eres profesional o semi-profesional y ese par de miles suponen una diferencia en tu banca, probablemente no deberías haber jugado ese torneo. Si te clasificaste en un satélite, ya que estás ahí ¿no es más atractivo ir a por la victoria? ¿No es más interesante adquirir la experiencia de jugar un heads-up en situaciones de presión y que te pueda servir en el futuro? Ya que la inversión ha sido mínima, ¿no compensa ir a por el premio gordo para darle un empujón a tu banca?

Para mi, indudablemente, tiene mucho más valor esa experiencia acumulada que unos cientos de euros "en la buchaca" que, como diría mi madre, "no te van a sacar de pobre". En fin, aquí dejo la puerta abierta para el debate. Obviamente, si he de emitir un voto, el mío es #DiNoAlPacto

raúl vicente

Raúl Vicente

Raúl lleva trabajando en la industria del poker, tanto online como en vivo, desde el año 2005, año en que decidió ir un paso más allá de su faceta como jugador inaugurando el primer club de poker privado de la ciudad de Málaga.

Con experiencia en diversos ámbitos como la gestión de afiliados, la redacción de contenidos y la dirección de varios proyectos de relevancia nacional, ahora ejerce como Manager General de Hastoplay en España.

Otros artículos del autor

El momento de la verdad: AUJO convoca elecciones

09 de abril de 2013 Leer >

Tengo derecho a ser un primo

19 de marzo de 2013 Leer >

La federación española de poker y el poker como deporte mental: ¿de qué va esto?

16 de noviembre de 2011 Leer >

Otros artículos



ir a inicio de p�gina