Diez errores comunes y costosos en Hold ´em. Parte I. Pre-flop

20 de octubre de 2006 Antonio Carrasco

Autor: Barry Tanenbaum
Traducción autirizada por www.cardplayer.com

En 2003, dirigí un seminario de la World Poker Players Conference titulado «Diez errores comunes y costosos en Hold 'em». A pesar de ello, aún veo a muchos jugadores cometiendo los mismos errores, por lo que voy a comentarlos en esta serie de artículo que inicio con el presente.

Por favor, comprended que no son los errores «top ten», entre los que he visto. Muchos de ellos, como llegar demasiado lejos con mucha manos o farolear de forma excesiva, son frecuentemente debatidos aquí y en cualquier parte. Los que voy a comentar son errores que los jugadores experimentados parecen cometer repetidamente, desde los límites bajos hasta los medios (como los que yo juego; desde 20-40 dólares hasta 60-160 dólares). Os presento la lista completa para tratar posteriormente cada punto individualmente en estos artículos.

  • Pre-flop:
    • 1. Igualar subidas con cartas inadecuadas.
    • 2. Subir desde los ciegos con las cartas erróneas.
  • En el flop:
    • 3. Apostar de forma incorrecta desde el button.
    • 4. Subir con proyectos cuando hay jugadores detrás.
    • 5. Jugar pequeñas parejas tras el flop.
  • En el turn:
    • 6. No apostar o subir con la mejor mano.
    • 7. Igualar subidas con una pareja.
    • 8. No aprovechar la carta gratis.
  • En el river:
    • 9. No apostar cuando has llevado la iniciativa en la mano.
    • 10. No apostar tras conseguir la jugada que pretendías.

En este artículo, analizaremos con detalle los dos errores del pre-flop.

1. Igualar subidas con cartas inadecuadas.

Para jugar bien al poker, debes conocer tanto a tus oponentes como el valor de las cartas que tienes. Como resultado de ello, el tipo de cartas que necesitarás tener para igualar una subida variará en función de tu percepción del raiser. Si sube un jugador muy tight, especialmente desde las primeras posiciones, necesitarás una mano muy fuerte para continuar; y al contrario, si el jugador es loose, podrás ampliar el rango de manos con las que podrás seguir en juego.

Esto no quiere decir que si tu mano es tan buena como la suya debas jugar. Tus cartas deben ser mucho mejores que las que creas que puede tener como mínimo tu rival; y, habitualmente, no deberías jugar a menos que creas que tus cartas pueden ganar a las que creas que el oponente puede tener en una estimación media.

Imaginemos que el raiser es muy tight y sube solo con AA, KK, QQ, JJ, AK o AQ. Si tú eres el siguiente en actuar, ¿con qué manos podrías jugar? Claramente deberías tirar AQ y JJ, y deberías jugar AA y KK. Respecto a las otras posibilidades, hagamos números. El rival pudo subir con AA, KK, QQ y JJ (es decir 6 posibilidades por 4 pares de cartas = 24) o con AK o AQ (16 combinaciones por 2 pares de cartas = 32). En total, pudo subir con 56 pares de cartas. Si crees que puedes ganar al menos a 28 de ellas, probablemente deberías continuar con QQ y AKs, además de con AA y KK. Por tanto, podrías jugar con 22 pares de cartas si el jugador tight sube en esas condiciones.

¿Por qué jugar tan tight? Porque tendrás que tomar decisiones muy difíciles tras el flop con todos los demás pares de cartas. Frecuentemente escucho a gente que dice que juega con TT y después tiran las cartas cuando el flop trae un A, una K o una Q. A, K o Q saldrán en el flop aproximadamente en la mitad de las ocasiones y tendrás que tirar las cartas aunque consigas un set. Ten en cuenta que un set no es 7.5-1 ya que una de las cartas del flop es conocida. Por tanto, tirarás las cartas aproximadamente la mitad de las manos. En la otra mitad de las ocasiones, perderás siempre que el rival tenga una pareja, lo que puede darse en 24 de 56 casos. Además, probablemente jugarás la mano hasta el final, esperando que tenga AK o AQ y perderás algo más de dinero. En las otras 32 ocasiones, cuando tenga AK o AQ, tu oponente a veces robará la carta y perderás. El resto de las ocasiones, cuando tenga AK o AQ y no mejore su jugada, ganarás. Pero en algunos de los botes, ellos tirarán las cartas antes del river, por lo que no les sacarás mucho dinero. Ganarás esos botes con tu pareja de TT pero tu ganancia total será inferior a tus pérdidas en los demás casos. Por tanto, es mejor evitar estas situaciones simplemente tirando las cartas antes del flop contra todos los rivales menos los más predecibles (aquellos que apostarán su pareja alta en el turn y pasarán si tienen cartas altas sin pareja).

Obviamente, cuanto más loose sea el raiser, más pares de cartas deberías jugar. No obstante, ten en cuenta que incluso los jugadores loose pueden robar cartas fuertes. Por ello, deberás continuar solo cuando creas que la fuerza de tu par de cartas se encuentra en la parte superior del intervalo formado por las cartas con las que el rival subiría desde esa posición.

Otra parte del error es la palabra 'igualar' («calling»). Si crees que tus dos cartas son más fuertes que la «average raising hand» del rival, al tener además ventaja posicional para el resto de la mano, ¿por qué solo igualar? Sería mejor re-raisear la mayor parte de las veces cuando no hay más jugadores en la mano. Únicamente deberías igualar si tienes dos cartas altas suited o cuando sabes que hay algún jugador que ignora las subidas. Pero en las partidas en que la realización de tres apuestas en el pre-flop produce mucho respeto (y normalmente fuerza a los ciegos a tirar sus cartas), re-raisear es frecuentemente la jugada correcta.

2. Subir desde los ciegos con las cartas erróneas.

Muchos jugadores parecen tomar una decisión justo cuando ven sus cartas. Deciden mucho tiempo antes de que les llegue el turno de intervenir si tienen una «raising hand», una «calling hand» o una «folding hand». Esta decisión no solo les confunde a la hora de tirar muchos pares de cartas cuando hay subidas, sino también les fuerza a realizar algunos raises inapropiados.

Subir desde el gran ciego en un bote con muchos limpers es particularmente inadecuado. Ciertamente, si tienes AA o KK, normalmente subirás independientemente de dónde estés sentado. Pero quitando esos dos pares de cartas, las cosas se complican. Si tenemos en consideración que cuatro o más jugadores han entrado en el bote, subir con cartas altas offsuited es casi siempre un error, ya que estás engordando el bote en una situación en que la mano que ganará será probablemente una pareja. Estás creando una situación que dará las odds correctas a los rivales que quieran robar cartas para ganarte. Y, además, estarás fuera de posición en el flop, en el turn y en el river.

Si subes, todos igualarán. Entonces, te enfrentarás a una situación incómoda tras el flop. Si te falla, tendrás que apostar sin tener pareja y con pocos outs, o habrás de pasar invitando a los demás a apostar y forzarte a tirar las cartas. Y si aciertas el flop, meterás más dinero en un bote grande que dará odds razonables (si no correctas) para buscar proyectos o manos ganadoras. Además, si te raisean, no sabrás cómo seguir.

Reconozco que varios jugadores experimentados y profesionales creen que está bien subir desde el gran ciego en un bote multiway con AKo, simplemente porque creen que su mano es mucho mejor que las de los rivales. Yo no estoy de acuerdo. Si hay cuatro jugadores o más, prefiero mantener pequeño el bote y utilizar el factor sorpresa tras el flop para conseguir más dinero cuando logro mi pareja. Con seis jugadores en el bote, hay algunas manos con las que se puede subir desde las ciegas, aunque solo sea para equilibrar las veces que subes con AA o KK. Subir con una pequeña pareja se convierte en este caso en una subida gratuita, ya que gracias al raise estarás cerca de conseguir las odds correctas para conseguir el set. Además, recaudarás apuestas extra que te harán ganar más dinero si logras el set. Además, subidas ocasionales co manos como QJs o JTs te permitirán tener tras el flop las odds correctas para buscar un proyecto.

En ambos casos, tus cartas no solo estarán bien escondidas, sino que ganarás reputación de ser un jugador que realiza acciones que servirán para ganar a la larga. Además, si falla el flop, son manos que no costará tirar. Simplemente, check & fold.

Conclusión.

Los errores comentados en este artículo pueden ser fácilmente evitados y permitirán un juego post-flop mejor y más sencillo. Puedes esperar las manos adecuadas para igualar subidas y dedicar el tiempo en que no juegues a analizar los criterios pre-flop de los oponentes. Y puedes pasar más a menudo con grandes cartas offsuited en el gran ciego, jugando de forma más estratégica después del flop. Si en tu juego cometes estos errores, estos simples cambios te harán ganar dinero.

El próximo artículo tratará los errores que los jugadores cometen en el flop.

Antonio Carrasco 'Kaveson' es coach profesional de jugadores de poker.

antonio carrasco

Antonio Carrasco

Antonio Carrasco “Kaveson” empezó en el mundo del poker a finales de 2004. Desde entonces, ha sido colaborador pokerpoquer.com y Poker10.com.

Es autor de distintos sitios especializados de poker (como manualholdemanager2.com o pokermatematicas.com) y suele escribir a diario noticias en Poker10. También es más conocido por sus trabajos de investigación y docencia del poker.

Desde 2008 trabaja como coach personal de jugadores profesionales y semiprofesionales. Sus clases se basan en las matemáticas del poker y en el uso de software de ayuda.

Otros artículos del autor

Mercado abierto y clubes de poker legalizados: el sueño italo-español

28 de enero de 2016 Leer >

Los tells verbales

19 de enero de 2016 Leer >

¿Tienes experiencia y una buena base, pero no logras dar el salto de calidad?

10 de marzo de 2015 Leer >

Otros artículos



ir a inicio de p�gina