Bono de Winamax
El epílogo

El fundador de Pokerstars se entrega y ultima un pacto para el acto final del Black Friday

Isai Scheinberg ha volado a New York para representar su entrega a la justicia estadounidense por los cargos que se alzaron contra él en el Black Friday.
Fuente: OnliePokerReport
Vía: Forbes
27 de enero de 2020 a las 13:56 Antonio Romero • @antrodax
Isai y su hijo Mark, en 2013. OPR
Isai y su hijo Mark, en 2013. OPR

El pasado 17 de enero, tras nueve horas metido en un vuelo procedente de Suiza, Isai Scheinberg desembarcó en Nueva York y se encontró con varias agentes federales que aceptaron su entrega a las autoridades estadounidenses para dar respuesta a los cargos que pesan sobre él desde 2011, por sus actividades al frente de Pokerstars y que desembocaron en el tristemente famoso Black Friday.

La fuente de la noticia, Nathan Vardi para Forbes, asegura que tuvo lugar una audiencia con la fiscalía el pasado miércoles. Scheinberg depositó sus pasaportes y aceptó restringir sus actividades al área general de Washington D.C y Nueva York. A cambio, pudo salir libre tras abonar una fianza de 1.000.000$, concedida sin problemas porque la fiscalía y Scheinberg "han estado discutiendo un trato que ya está resuelto en su forma más básica" y se acabará de desarrollar en los próximos meses.

Lo más lógico es que Scheinberg reciba una exoneración de todo los cargos a cambio de una compensación económica, pues en su encuentro con el juez insistió en declararse no culpable de los delitos que se le imputan.

Estos mismos cargos los compartieron en su día Ray Bitar y Nelson Burtnick, de Full Tilt Poker; Scott Tom y Brent Beckley de Absolute Poker; y Paul Tate, a las órdenes de Scheinberg en Pokerstars. Consisten en cinco cargos por conspiración para violar y violación de la UIGEA, operación de un negocio ilegal de apuestas y conspiración para realizar fraude bancario y blanqueo de dinero.

Todas estas acusaciones surgen de la aprobación en 2006 de la ley llamada UIGEA, contra el juego ilegal online.

Las salas de poker eran objeto prioritario de atención de esta ley. El marco legal no estaba demasiado claro, pero algunos operadores, como PartyPoker, aceptaron dejar de atender a sus clientes estadounidenses. Por contra, muchas otras, inscritas en paraísos fiscales, decidieron testear la resolución de las autoridades y siguieron operando con relativa impunidad en territorio de los EE.UU.

El Departamento de Justicia no hizo demostración alguna de poder y Pokerstars aprovechó su implantación en el país americano para alcanzar el número uno del tráfico mundial de poker online. Pero las agencias federales involucradas en el ataque al poker online tenían una plan. Empezaron a trabajar en atajar las líneas de suministro de los operadores. La presión recayó sobre las empresas que gestionaban los depósitos y los pagos en nombre de las salas.

Privados de los métodos habituales de gestión de pagos, las salas establecieron sistemas que cada vez estaban más alejados de la ley. Con el apoyo de otra ley sobre transferencias de fondo interestatales para el juego, llamada Wire Act, el Departamento de Justicia logró montar su asalto final contra los operadores, el llamado Black Friday.

Isai Scheinberg, nativo canadiense y posteriormente establecido en la Isla de Man, evitó su detención. El resto de imputados por el Black Friday han pasado ya por el rodillo judicial. La mayoría de ellos salieron bastante bien parados, a decir verdad, pero sus acuerdos incluyeron la declaración de culpabilidad de al menos alguna de las ofensas. 

Scheinberg era el útlimo contra el que pesaba orden de busca y captura. No por ello quedó libre de los efectos del Black Friday. El empresario judío mantuvo contactos frecuentes con el DOJ para acordar el traspaso de los activos de Full Tilt Poker a Pokerstars a cambio de que la empresa canadiense se hiciera cargo de los balances de los jugadores. Isai estaba fuera de su alcance, pero se tomaron una pequeña venganza al obligar al fugado a renunciar a la presidencia de la empresa a cambio de la firma del pacto.

Más tarde, Scheinberg, privado de representación efectiva en ala empresa que creó de la nada y agotado de pelear por el retorneo del poker online a Estados Unidos, le vendió Pokerstars a David Baazov.

La llegada de Trump a la Casa Blanca ha empeorado las condiciones legales de Scheinberg en Estados Unidos. El gobierno republicano, comandado por un ex-gestor de negocios de juego físico -los casinos Trump-, y que además fue aupado al cargo con el apoyo de otros millonarios de la industria -como Sheldon Anderson-, no ha hecho nada por mejorar el estado de las cosas, más bien lo contrario. El DOJ ha revocado su relectura de la Wire Act que permitió el poker online a nivel estatal, y eso le dio alas a la fiscalía para solicitar de Suiza la extradición de Isai Scheinberg, país al que se retiró tras desvincularse de la industria del juego.

Scheinberg estableció una batalla legal para tumbar el proceso de extradición, pero la petición de la fiscalía seguramente haya sido el detonante de la negociación que ha acabado con la entrega del millonario a las autoridades. A sus 73 años, Scheinberg ha decidido que es hora de librarse de preocupaciones legales y dar carpetazo al último acto del Black Friday.

Nueve años después, El Black Friday quedará archivado y se convertirá en historia, negra , del poker.

NOTICIAS RELACIONADAS
2020/01/27 12:06
Muchos jugadores lamentan la noticia del accidente que segó la vida del ex-jugador de Los Ang ...
2020/01/27 10:50
Juan Pardo fue segundo en el Sunday HR (25.696$) y David Laka se quedó a las puertas del HU e ...
2020/01/27 09:16
Si te gusta el poker, no te pierdas el programa semanal que dirige David Luzago. Te presentamos los ...
2020/01/27 09:13
Ayer, la sala de la W roja vivió una tremenda jornada de torneos multimesa, con 31 eventos qu ...
PROMOCION PartyPoker
Selecciona una oferta de bienvenida y juega a dos de nuestros mejores juegos de póker, fastpoker y SnG JAQKPOT! P ...
Liga Liga Poker Fighters (2020)


ir a inicio de página