La incomodidad de la seguridad

19 de marzo de 2012 Juan Carlos Barros

De vez en cuando nos llegan correos preguntándonos si es normal que las salas soliciten tanto papeleo para certificar la cuenta y poder recibir algún bono o hacer retiros. En la mayoría de los casos hay cierto tono de disconformidad y queja.

Los datos que suelen pedir son una copia del DNI, un extracto de la cuenta de banco o tarjeta asociada y un factura de luz, agua...

Sin duda es una molestia y en algunos casos no es fácil obtener todo lo solicitado, ya que o bien se ha depositado con la tarjeta de la mujer o las facturas no llegan a nuestro nombre. Pero está claro, que si queremos un entorno seguro, debemos estar dispuestos a colaborar con algunos requisitos incómodos.

Son dos los objetivos principales de los departamentos de fraude de las salas. Por una parte, proteger a los jugadores, y por otra, protegerse a si mismas. En muchos casos están interrelacionados.

El principal peligro para el jugador es que algún villano le entre en la cuenta y se la vacíe. Cuando se han dado estas situaciones, la mayoría de las veces han sido por descuidos o vulnerabilidades en el propio ordenador del jugador. Controlando los retiros, se puede evitar que el villano tenga éxito, incluso si intenta un chipduming previo.

Cuando digo que las salas también se intentan proteger a si mismas pienso sobre todo en en el abuso de los bonos de bienvenida y en los pagos a los afiliados.

Recuerdo que hace 6 ó 7 años, en la prehistoria del poker online, conocí a un jugador que había abierto más de 60 cuentas en una sala bien conocida en España aprovechando un fallo de seguridad, o más bien, su falta de control. Su objetivo era liberar los 100€ que daban de promoción de bienvenida. Las cuentas las consiguió abrir porque por aquel entonces esa sala permitía depositar con una tarjeta prepago impersonal de La Caixa. A partir de ahí, sólo tenía que crearse un mail diferente en Yahoo e inventarse un nombre y dirección. Los retiros los canalizaba siempre a través de su cuenta real después de hacer chipdumping.

Al perjuicio del bono de bienvenida, hay que añadirle también el posible pago al afiliado correspondiente.

Afortunadamente para todos, las medidas de seguridad han mejorado y esa situación es impensable en ninguna sala seria de la actualidad. Pero eso conlleva las molestias que todos conocemos.

De cara a la regulación, tengo entendido que estas medidas de seguridad y certificación de datos personales aumentarán. Pero en mi opinión, todo lo que se haga de cara a garantizarnos la seguridad de nuestro dinero, será bienvenido.  

Juan Carlos Barros, fundador de Poker10.com 

juan carlos barros

Juan Carlos Barros

Juan Carlos Barros es el fundador de Poker10.com y CEO de Hastoplay SL. 

En el pasado fue jugador profesional de baloncesto, pasando por equipos como el Real Madrid, BBV Villalba, Pamesa Valencia, Caja San Fernando y Covirán Granada. Sus últimos 7 años en activo los jugó en Portugal en los equipos Estrelas da Avenida, Benfica, Madeira y Aveiro Basket. 

Conoció el Texas Hold'em a finales de los 80 gracias a Mike Schlegel, americano del BBV Villalba, pero no fue hasta el 2002 que lo comenzó a jugar por internet. 

Otros artículos del autor

El futuro del poker online en España

26 de febrero de 2013 Leer >

Más razones para ser optimista con respecto a la Tributación.

08 de junio de 2012 Leer >

Calma, paciencia y optimismo

07 de junio de 2012 Leer >

Otros artículos



ir a inicio de p�gina