El juego desde las ciegas. Parte II. El SB ante los robos, por Barry Tanenbaum

29 de octubre de 2008 Artículos de profesionales del poker

A tenor de las preguntas de los estudiantes, tengo la impresión de que mucha gente se preocupa más de cómo reaccionar ante un intento de robo de las ciegas que de cualquier otro aspecto del juego desde estas posiciones. Y era de esperar. Estás jugando desde la ciega grande a Limit Hold’em, todos tiran las cartas y el button sube. La ciega pequeña tira también las cartas. Tú tienes un par mediocre de cartas, como J9, 86s o K5. Parece cobarde tirar las cartas y parece un poco imprudente igualar una subida con ellas. ¿Qué harías?

La misma situación es aplicable a la ciega pequeña, que no solo tiene que poner más dinero que la ciega grande, sino que también ha de preocuparse de que el esta pueda entrar en el bote y de tener que jugar el resto de la mano fuera de posición contra dos oponentes.

Por otra parte, como muchos jugadores desde el button subirán con un amplio abanico de manos (y algunos prácticamente con cualquiera), tirar un par de cartas que fácilmente podría ser mejor que el del rival, teniendo además las odds para igualar, no siente bien a la mayoría de los jugadores. ¿Qué deberías hacer?

¿Qué es un intento de robo?

Para empezar, debemos definirlo. En primer lugar, asumamos que se trata de una partida de full ring (con 8 o más jugadores). Si la partida es shorthanded, tendremos que tener en cuenta otras muchas consideraciones que no trataremos en esta serie de artículos.

Todos los jugadores deben haber tirado sus cartas hasta el button o el cutoff y uno de ellos sube. En general, esta subida puede ser realizada con muchas manos con la intención de conseguir que las ciegas tiren las cartas o, al menos, de ganar la iniciativa post-flop y forzar a las ciegas a armar una jugada para continuar tras el flop.

La regla fundamental

Debemos comenzar con lo que yo llamo la regla fundamental para jugar en las ciegas contra cualquier subida, y particularmente contra un intento de robo. Es la siguiente: Cuando mejor sea el jugador que ha subido, menos manos jugaré contra él.

¡Qué regla más peligrosa! Cuando le digo a los estudiantes esta regla, ellos se relajan y empiezan a jugar demasiadas manos. Después de todo, el chico que subió no es casi nunca muy bueno, en comparación con las ciegas. Por favor, seamos realistas.

Hemos de hablar sobre un aspecto más en relación con los intentos de robo. Algunos jugadores no los hacen. De hecho, algunos jugadores ni siquiera apuestan por valor desde la última posición. Simplemente juegan tight. Contra ellos, es inútil jugar con manos mediocres si suben desde la última posición, ya que nunca bajan sus criterios de selección de manos iniciales. Nunca están robando. Por tanto, podemos añadir a la regla fundamental un corolario: "Cuanto más tight sea el jugador que subió, menos manos deberíamos jugar".

Hay otra regla adicional que debemos considerar. La mayoría de los jugadores intentar robar las ciegas desde el cutoff y suben como si estuviesen en el button, pero esto no es siempre así. Mientras algunos jugadores suben con casi cualquier par de cartas desde el button, desde el cutoff necesitan tener una mano de mayor valor, ya que cabe la posibilidad de que el button les resuba. Por ello, podemos formular una tercera regla: "Contra un jugador que intente robos de ciegas, juega menos manos cuando esté en el cutoff y más cuando lo haga desde el button".

Recuerda estas reglas mientras seguimos con el análisis. No puedo repetirlas cada vez que analice la selección de manos; las reglas deben influir en tus pensamientos y acciones.

Juego desde la ciega pequeña, ese es el título de este artículo. ¿Qué manos debemos jugar desde la pequeña ciega y cómo?

Por defecto, la jugada a realizar desde la ciega pequeña, si queremos jugar una mano, es re-raise. El pequeño ciego debe elegir entre raise o fold.

Las condiciones deben ser las siguientes:

  • El bote debe ser multiway.
  • Debe hacer una apuesta o una subida delante.
  • No debe haber callers entre la subida y tu posición.
  • Debes tener razones para creer que tienes la mejor mano o debes representar que tienes la mejor mano.
  • Debe haber jugadores por actuar aún.
  • En ocasiones, esta actitud puede ser dolorosa para la ciega pequeña, ya que habrá manos que quieras jugar pero no lo hagas al tener que pagar, como mínimo, tres apuestas en el pre-flop, fuera de posición.

Si la ciega pequeña iguala un intento de robo, la ciega grande tendrá unas odds del bote de 5-1 para igualar. Si la ciega pequeña resube, la ciega grande tendrá que poner dos small bets, con unas odds del bote de 3-1, al tiempo que habrá de asumir el riesgo de que el raiser inicial ponga en la mesa la cuarta apuesta. Obviamente, el re-raise limitará el número de manos que pueda jugar la ciega grande. Si la ciega pequeña consigue que la grande tire sus cartas, habrá dinero muerto en el bote ya que este no podrá robar cartas milagrosas ni ganar la mano y la ciega pequeña solo tendrá desventaja posicional contra un jugador y no contra dos. Como vemos, son poderosas las razones que justifican el raise de la ciega pequeña.

En general, la ciega pequeña debería jugar cualquier mano con la que hubiese apostado si estuviese en posiciones medias o finales. Puede que tengas criterios diferentes a los míos, pero yo jugaría AA-77, cualquier combinación de cartas altas AK-JT, Axs, A9o. Si quieres añadir alguna mano más (quizá porque el button está atacando tu pequeña ciega ronda tras ronda), yo jugaría también A8o, T9s, K9s, Q9s y 98s. Poner tres apuestas con estas manos podría parecerte extraño, pero si vas a hacer un raise, necesitas, al menos, representar fuerza. Puedes jugar también más tight eliminando de la lista QJ, QT, KT, JT, 77, 66 y A9.

También existen algunas excepciones, en que no es recomendable hacer la subida.

Si la ciega grande juega muy mal desde esa posición, iguala subidas con cartas inadecuadas, nunca juega de farol o paga en el river con la segunda mejor mano, podría ser recomendable no subirle y mantenerle en la mano. En las partidas en vivo, si ves que la ciega grande está preparado para tirar las cartas antes de que tú juegues, igualar y ver el flop es a menudo una buena idea, ya que ello ayudará a convencer al ladrón de que tienes una buena mano cuando le subas. Si el ladrón es muy agresivo (apuesta en el flop y en el turn, y quizá también en el river con cualesquiera dos cartas) y si crees que apostará de esa forma, podrías intentar hacerle juego lento con algunas buenas manos para detenerle un poco. De cualquier forma, a menos que puedas realmente justificar un call con razones estratégicas, deberías resubir o tirar las cartas desde la ciega pequeña.

Conclusión

La ciega pequeña necesita ser selectivamente agresiva, ya que debe luchar contra dos jugadores con manos desconocidas y uno de ellos ya ha representado fuerza. Si juega, debería tratar de aislarse con el raiser, con dinero muerto de la ciega grande en el bote; la iniciativa ganada con la subida compensará la desventaja posicional.

En el próximo artículo, trataré sobre el juego desde la ciega grande tras un intento de robo.

Fuente: http://www.cardplayer.com/

El autor es jugador profesional de poker.

artículos de profesionales del poker

Artículos de profesionales del poker

El autor es jugador profesional de poker.

Otros artículos del autor

Los pros y contras de ser activos al principio

06 de febrero de 2009 Leer >

Semi-Farol, por Andy Bloch

05 de febrero de 2009 Leer >

Como jugar los Primeros niveles de Turbo MTTs, por Michael Craig

24 de diciembre de 2008 Leer >

Otros artículos



ir a inicio de p�gina