Cómo lograr ser un jugador profesional de poker

29 de agosto de 2016 Rodrigo Río

Os presentamos un nuevo artículo de Rodrigo Río “Lithany”, en el que nos presenta los obstáculos que puede encontrar un jugador en su camino hacia el profesionalismo y una series de propuestas para solucionarlos.

Como él mismo ha dicho, se trata de uno de los mejores artículos que ha escrito. Enjoy!

 

El poker requiere un alto grado de exigencia.

Lo primero a tener en cuenta es el alto grado de exigencia que nos encontramos en el poker como actividad profesional. Me refiero tanto a nivel mental como en inversión de tiempo.

Cuando decides hacer el cambio de recreación o hobby a profesión, conviene tener en cuenta que al buscar estar más vinculado con la actividad, tendrás que estudiar más horas y más en serio. Por otro lado, al jugar más horas conviene tener un plan mínimo que te ayude en la gestión emocional y en la gestión de la actividad, para que de esta forma seas más eficaz y productivo.

El poker también requiere tiempo, dosis de paciencia y dedicación, intensas sesiones de estudio, gestión emocional y gestión emocional ... Sí, ya sé que está puesto dos veces, ha sido algo voluntario.

Mentalidad versus Técnica.

La gestión emocional a largo plazo no sólo es importante sino que determina el éxito o el fracaso de un jugador profesional de poker.

Me gustaría realizar un inciso al respecto; si bien considero la mentalidad como algo fundamental en el poker al iniciar tu carrera profesional, no es ni de lejos lo más importante.

Una buena mentalidad te permitirá aplicar lo mejor de ti a nivel técnico, favorecer la concentración, gestionar las emociones y mantener el tilt a raya, mantener la motivación, tener una autoestima alta y estable, confiar en tu juego en las malas rachas y un largo etcétera.

Pero a pesar de ello, cuando iniciamos el cambio de jugador recreacional a profesional lo prioritario es apresurarse en adquirir y establecer una buena base técnica de conocimientos sobre el juego y sobre las herramientas de apoyo.

A niveles bajos, la gestión emocional es mucho menos importante que los conocimientos teóricos sobre el juego; las diferencias de conocimientos y su aplicación determinan la mayor ventaja respecto a nuestros rivales.

En cambio, cuando llegamos a niveles altos es la gestión emocional la que va a marcar la diferencia, ya que las brechas técnicas son mucho más pequeñas; salvo algunas excepciones o contra un pez.

¿Por dónde empiezo?

La idea inicial es crearse un plan para comenzar a mejorar en el apartado técnico.

Hazte con artículos, vídeos, apúntate a escuelas, etc. En Internet encontrarás una amplia oferta de material gratuito, así que asegurate de agotarlo antes de comenzar con el material de pago, excepto que tengas claro dónde te estás metiendo.

A medida que vayas mejorando y escalando en el mundo del poker será un buen momento para empezar a mejorar tu mentalidad y cubrir tus errores mentales respecto a la actividad.

Y hasta aquí sería todo, si no fuera por tres pequeños detalles:

  • Cuanto más tiempo pase, más caros resultan.
  • Cuanto más repitas algo, más tiempo y dedicación te costará cambiarlo en el futuro.
  • Los cambios a nivel mental requieren al menos de 3 a 6 meses de tiempo para establecerse.

Así que en mi humilde opinión se me ocurre aplicar el “Más vale prevenir que lamentar”.

¿Qué te parece si comenzamos a valorar unos mínimos aspectos que nos permitan al menos no crear grandes problemas en un futuro? De esta forma creamos un inicio mucho más saludable y adecuado para nuestra actividad.

Buscamos aplicar pequeños conceptos que nos faciliten la gestión emocional en un futuro y que nos faciliten el camino que está por venir.

Tu día a día determina tu futuro.

En el poker ... es más ¡en la vida!, el talento es una cosa y la actitud es otra.

Si bien el talento nos abre el camino y nos lo facilita, es la actitud la encargada de recorrerlo.

Por lo tanto ¡buenas noticias, para todos! En el poker y en la vida la actitud actúa como un multiplicador de nuestras habilidades más nuestro conocimiento.

Desarrolla una actitud que favorezca alcanzar tus objetivos. Sí, has leído bien; la actitud es una habilidad y por tanto se puede desarrollar y practicar. A base de establecer rutinas constituidas de hábitos potenciadores lo lograrás.

Recuerda: si te apoyas exclusivamente en tu talento, es posible que este te lleve a lugares donde tu actitud no podrá mantenerte.

Recuerda que lo que haces día a día es lo único que importa a la hora de lograr metas. Según sean tus acciones, así serán tus resultados.

Tú eres tu único y más peligroso enemigo.

Recuerda que en el poker y en la vida, tú eres el único enemigo real que te encontrarás.

Según cual sea tu actitud ante los obstáculos que hallarás en el poker, tendrás un viaje feliz y placentero o una auténtica montaña rusa por los 9 infiernos.

Esta es mi lista de los 7 obstáculos más importantes que requieren tu atención desde el inicio:

1. Apego al resultado:

Generalmente, cuando un recreacional o una persona que juega a poker lo hace por hobby, disfruta de la tarea en sí mismo y aunque la opción de ganar es importante, está lejos de ser una meta exclusiva. Simplemente le gusta lo que hace y el dinero es un placer secundario.

Cuando se decide a comenzar con esta actividad de forma profesional aparece un nuevo foco, y es la parte económica.

Esta es la base de la mayor cantidad de problemas que han de enfrentar los jugadores de poker; en el momento en el que el pones el foco en el resultado, ya que un porcentaje del éxito no depende de ti por la varianza; comienzan todos los problemas de desmotivación, sentimientos de injusticias, tilt y emociones negativas.

Para superar este obstáculo te recomiendo practicar el desapego al resultado; generalmente consiste en algo tan sencillo como no obsesionarse por los resultados y en poner el foco en la tarea.

Artículos como este, “Logra dejar de mirar la gráfica jugando a poker” o crearte un cuaderno de bitácora, te ayudarán a poner el foco en lo único que depende 100% de ti.

¡Tu actitud!

2. La queja o el lloro:

Poco voy a decir sobre esto que no esté ya dicho en este artículo sobre la queja que ya publiqué en Poker10.

Cómo te dediques a sufrir, quejarte y/o “llorar” por cada badbeat que tengas, siento decirte que te espera mucho sufrimiento jugando al poker, ya que este representará fácilmente un 60% de tu día. Te espera tanto malestar que sí es ya el caso es prioritario atenderlo. Te invito a que te plantees contratar los servicios de un coach mental o valorar si te renta (calidad de vida) / (económicamente).

Para superar este obstáculo aplica lo que encontrarás en el post y elimina la queja de tu vida.

3. El tilt:

Mucho se podría decir del tilt; es la segunda causa de contratar mis servicios como mentor y coach.

Aunque lo ideal es trabajar las causas y no sus efectos, lo mínimo que has de aplicar para mantenerlo a raya es algún sistema de meditación o relajación, a poder ser a diario.

Si te das de alta en la tribu lithany.com, tendrás acceso a un video que habla de tecnicas de gestion de tilt. ¡No te lo pierdas!

Lo ideal es que el tilt no aparezca, pero como mínimo queremos tener técnicas de este estilo para poder gestionarlo y técnicas meditativas para eliminar los restos de un dia a otro.Nada peor que comenzar una sesión con remanentes de tilt del dia anterior.

Para superar este obstáculo, practica mindfulness o alguna meditación alternativa que te guste y pegale un vistazo al video de gestión emocional.

4. Desmotivación:

Aunque se que es difícil que aparezca al principio, siempre que exista apego al resultado, que sepas que estás recorriendo un rápido camino a la desmotivación.

Para superar este obstáculo haz hincapié en las soluciones del primero de los obstáculos.

5. Desbalance entre teoría y juego:

Cuando se empieza a jugar de forma profesional se suele llevar un “cacao mental” importante.

Hay gente que estudia casi todo el dia, mientras que otros, en cambio, solamente juegan.

Vamos a tratar de ser conscientes de lo que pasa y establecer los tiempos de la forma más sana posible, ya que al principio ambas son importantes.

Siéntate y objetivamente valora qué crees que necesitas más, si estudio o juego.

Establece un % a cada una.

Si crees que no te hace falta mucha teoría siento decirte que te hace falta al menos una vez y media del % que estimes. Deja al ego fuera de las mesas.

Si crees que te hace falta mucha teoría, dedícale menos tiempo a la teoría y algo más a la práctica. Te sientes inseguro.

En los excesos están las pistas para establecer unos porcentajes saludables:

  • Si estás entre 70/30, 60/40 o 50/50 de repartos no hay problema.
  • Si estás entre 80/20, 90/10 o 100/0 ahí hay problemas.

Para superar este obstáculo sé consciente de lo siguiente:

Si sólo deseas jugar o tu porcentaje de juego es demasiado elevado, estás dejando de lado mucha teoría para mejorar de forma eficaz tu técnica. Sé realista, acepta que no lo sabes todo, recuerda que de todo el mundo se puede aprender algo y especialmente escucha a los que saben más. Mantén tu ego fuera.

Si sólo quieres estudiar posiblemente te sientas inseguro y estés generando o arrastrando algún miedo. No olvides que jugando cometerás muchos errores y ellos te diran cuáles son las partes más importantes que has de trabajar y hacia donde enfocar el estudio; no pierdas tan magnífico regalo.

6. Desconcentración:

Pocas cosas resultan más frustrantes y más caras.

Para superar este obstáculo practica la concentración. Recuerda que es una habilidad que todos tenemos y que se puede mejorar. El mindfulness es muy útil para ello.

7. Ego:

¡No te lo traigas a las mesas! y punto. Mantenlo fuera o te va a crear una pila de limitaciones, tanto en la vida como en el poker.

Para superar este obstáculo, vive la competición como una cooperación en la que el otro rival simplemente te está enseñando las partes de ti que conviene fortalecer o mejorar.

Y ahora, ¿qué hago con toda esta información?

Necesitas aplicar una serie de hábitos que te faciliten afrontar estos obstáculos de forma diaria de tal forma que no sean más que pequeñas piedrecitas en tu camino y no grandes rocas. Cuanto antes los afrontes, más difícil es que se vuelvan un problema más grande y serio.

Por eso mismo, siempre he pensado que establecer una rutina a base de varios hábitos, nos da mucha ventaja para afrontar el poker.

Establece hábitos para antes de jugar. Así te aseguras de que tu concentración frente a la actividad es máxima. Asegúrate, además, de dejar atrás las emociones negativas y las cargas que podamos arrastrar de la vida o de otras sesiones.

Establece un sistema de juego y hábitos que favorezcan conocer y aplicar: cuánto y cuándo vas a jugar, cuándo y cuánto vas a estudiar, y cuáles van a ser tus periodos de descanso.

Para acabar, establece hábitos para crear un final de sesión sano y no llevarte a la espalda todos los pros y contras de las sesiones de poker.

¡Créate una rutina!

Para juntar todo esto he creado lo que en mi opinión son los 9 hábitos fundamentales mínimos que ha de tener un jugador de poker que aspire a ser profesional, para poder gestionar de la mejor forma posible estos obstáculos y algunos extras como desvinculación o dificultad de aprendizaje.

A través de la rutina planteo un plan estratégico de juego y estudio. Te ayudará a mantener una motivación alta y estable, concentración y vinculación con la tarea.

La rutina también te ayudará a gestionar el tilt y a practicar el desapego por el resultado. Lo lograremos a través de un sistema que le da el foco a tu actitud y no al resultado, de una forma divertido y mucho más efectiva que otros sistemas.

De esta forma planteo una rutina organizada que ha sido puesta ya en práctica por muchos jugadores profesionales.

Es la forma más sencilla de dedicarle un pequeño tiempo a la parte mental para evitar desviarse mucho del camino y poder centrarse en el juego y en la adquisición de conocimientos.

Te aseguras de esta forma que cuando quieras o necesites trabajar el aspecto mental, tendrás una magnífica base. Además, estas rutinas nos permiten aprender y asimilar mejor, aplicar mejor lo aprendido y llevar de una forma más saludable la profesionalización del poker, ya que tendrás un estado emocional mucho más estable y positivo.

Con un pequeño trabajo diario lograrás:

  • Sacar el máximo rendimiento a la parte mental ya desde un inicio y con poco esfuerzo.
  • Crear una rutina saludable y potenciadora.
  • Mejorar la gestión de los 7 obstáculos fundamentales.
  • Tener una clara ventaja sobre tus rivales.

¿Se te ocurre una mejor forma de empezar?

Por lo tanto, créate una rutina teniendo en cuenta las consideraciones de este artículo para afrontar tu futuro y solucionar futuros obstáculos o date una vuelta por mi web y pégale un vistazo a mis rutinas personalizadas.

 

Life & Poker coach

rodrigo río

Rodrigo Río

Rodrigo Río "Lithany" es coach mental y mentor de jugadores de poker.

Otros artículos del autor

Otros artículos



ir a inicio de p�gina