NEGRO EL 29

29 de febrero de 2008 Adriana Quiroga 'negrafea'

“Año bisiesto: ni uña, ni huerto, ni pan en el cesto”

Cada cuatro años febrero trae un día más, y cada cuatro años, puntualmente se rememoran leyendas y mitos en torno a esto.
Los años bisiestos tienen mala fama: se asocian a mala suerte, tragedias, desgracias…
Algunos argumentan que estas creencias se deben a que febrero era, entre los romanos el mes de los muertos…
Lo cierto es que hay una historia y hay una leyenda, y aquí van ambas.

La Historia:

Antiguamente el tiempo se medía caprichosamente, si se quiere. No había conocimientos de astronomía, y por ende, los calendarios no podían coincidir con los ciclos astronómicos.

Por ejemplo Rómulo impuso un calendario de diez meses lunares (diciembre era el mes diez). Terminaba diciembre, y había un tiempo que era la nada, que no pertenecía a ningún mes hasta que arrancaban de nuevo en marzo…

El rey que le siguió agregó dos meses para darle un nombre a ese período “bastardo” digamos. Y así creo un calendario de 355 días, nuevamente ignorando el ciclo solar.

Fue Julio César que, harto de hacer ajustes, contrató a un astrónomo, que creó el calendario juliano, de 365 días y 6 horas.
Así febrero, cada cuatro años, tenía un día más. A ese día se lo llamó bi-sexto calendas, bisiesto para los amigos.

Pero este calendario tampoco era exacto, porque en realidad, no son 6 horas sino 5 y pico, sobraban 12 minutos, que, con el correr de los años se hicieron significativos.
Para cuando fue papa Gregorio XIII, el desfasaje ya era de diez días.
Gregorio contrató a nuevos astrónomos y matemáticos que hicieron el calendario que tenemos ahora.

Como lo solucionaron?
Son bisiestos todos los años múltiplos de 4, excepto los múltiplos de 100, aunque sí los múltiplos de 400.
Todos estos complejísimos cálculos y fórmulas no impiden que sigamos desfasados (26 segundos, pero se van sumando…)

La Leyenda:

Hay una leyenda celta que cuenta que Santa Brígida fue la que logró que cada cuatro años se agregara un día a febrero.

Santa Brígida es patrona de Irlanda, junto con San Patricio. Ella fundó un monasterio en el pueblo de Kildare.
Mucho se dice de Santa Brígida, se habla de su virtud, de su piedad, y de sus milagros…
De su milagro, en realidad, porque hizo uno solo, muy particular, por cierto, pero uno solo: parece que lograba que la leche no se terminara nunca, las vacas y cabras podían ordeñarse eternamente… Convertía el agua en leche, la leche en mantequilla… en fin, una maestra de los lácteos.

También dicen que le devolvió la vista a una monja ciega, pero que ésta le reclamó su ceguera porque de esa forma “veía” mejor a Dios…así que no rankea como milagro.

El otro milagro que se le adjudica, no es tal en realidad. Ella logró que en el monasterio de Kildare, ardiera el fuego permanentemente… Digo que no es un milagro porque para ello tenía reclutadas a 19 monjas druidas echando ramitas a la fogata.
Alrededor de la misma había un círculo de arbustos que no podía atravesar ningún hombre…

Así fue como Kildare se hizo célebre por su monasterio, y sólo por su monasterio, con todo lo que ello implica, es decir…
Razonemos: Kildare era el pueblo donde existía un monasterio con un fuego eterno alimentado por monjas que no permitían la entrada a ningún hombre…
Que hombre con ganas de casarse iría allí a buscar esposa?
Imagínense que las mujeres de Kildare estaban al horno pobrecitas… Se la pasaban llorando y rezando, pidiéndole marido a todos los santos.

Fue por eso que Santa Brígida le pidió a San Patricio que les concediera un día a las mujeres de Kildare para que ellas se declararan a los hombres.
San Patricio dijo:
“…este año será bisiesto para que tus mujeres dispongan de un día más para poner en ejecución sus dulces proyectos…”

Y así, cada cuatro años, las mujeres lucían sus galas y salían al ruedo a la pesca o caza de marido.

Y nosotros?

Supongo que coincidirán conmigo en que el poker es un juego donde a largo plazo, la suerte tiene escasa o nula influencia, así que en nada debiera afectarnos que este año sea bisiesto, por muy supersticiosos que seamos.
De todas formas, es bueno tomar precauciones de índole general, por ejemplo:

  • jueguen dentro de bankroll
  • no se enamoren de sus ases
  • no tiren all in si hay 3 diamantes en la mesa y tienen dos picas
  • etc, etc, etc…

Porque yo no creo, pero que las hay, las hay…
 



ir a inicio de p�gina