Los niveles iniciales de un torneo

07 de noviembre de 2011 César Garrido

 En este artículo expliqué de forma extensa qué hay que tener en cuenta a la hora de realizar una estructura, pero en aquí me gustaría hacer hincapié en un aspecto que últimamente ha entrado en debate en EEUU y aquí en Europa he importado al implantar un aspecto en el torneo de Laroush Poker que recientemente dirigí en el Gran Casino Costa Brava.

Vemos que la mayoría de torneos empiezan en un 25-50, 50-100, 75-150, 100-200, 150-300, 150-300 (25). Estos son los niveles estándards para empezar un torneo. Antiguamente se daban 5.000 puntos, luego 10.000, luego 15.000 y cada vez va subiendo.

Por otro lado vemos que normalmente, a partir de un determinado nivel, el ratio average/ciegas, que es el que realmente determina la jugabilidad de un torneo, permanece aproximadamente constante si la estructura está realizada bajo unos parámetros (como en el artículo que he enlazado)

En este caso tenemos por ejemplo que en las WSOP® empiezan con 300 ciegas iniciales, pero la media en el torneo ronda en torno a las 70 ciegas, o en un evento pequeño de este se empiezan con 120 ciegas, para rondar luego todo el torneo en torno a las 30 de media.

No obstante, en Europa nos hemos preocupado MUCHO de esos niveles que son simplemente comerciales, y que no tienen ningún fundamento. El ejemplo fue el Campeonato de España donde, empezando con 300 ciegas iniciales, la media rondaba las 20 ciegas (y en algunos momentos las 10).

Entonces, planteo el siguiente concepto, ¿tiene sentido empezar con multitud de ciegas iniciales en un torneo que se sabe con certeza que no irá así? ¿no es más justo acaso que el torneo tenga una proporción de ciegas que sea constante durante el torneo, aunque haya algo más de margen al inicio?

Los niveles que denomino “blancos” cuando hago una estructura (aquellos que la ciega no supera el 1% del stack inicial), son niveles que no tienen apenas trascendencia ni en la media, ni en el juego, y suele ser tiempo perdido, ya que habrá pocos movimientos de stack.

Supongamos que tenemos un torneo con 20 horas hábiles, si tenemos 5 niveles blancos la estructura será atractiva visualmente, no obstante apenas habrá eliminados y se tendrá que hacer en los 15 niveles restantes lo que se hubiera hecho en otro torneo en los propios 20 si no hubiera niveles blancos, y se podría hacer de una forma más progresiva y con más niveles intermedios

De este aspecto ya han hecho comentarios Matt Savage (prefiriendo una estructura “deep” que no es lo mismo que un stack deep, y se usan en las WSOP® afortunadamente), Daniel Negreanu en esa misma línea, o incluso Tom "Durrrr" Dwan, comentando eliminar esos niveles “blancos” aunque haciendo el primer nivel muy largo.

Ejemplos: Suponemos una estructura de 15.000 puntos, con niveles de 45 minutos empezando en 25-50,50-100, 100-200, 150-300, 150-300 (25) y 200-400 (50).

Como ambas propuestas, la de Negreanu o Savage por un lado y la de Durrrr por otro me parecen positivas expondré ambas ideas:

a) Negreanu o Savage preferirían unos niveles iniciales más similares a estos (son un ejemplo) 75-150, 100-200, 125-250, 150-300 (25), 200-400 (25), 200-400 (50). Es decir, con menos ciegas iniciales, y llegando al 200-400 (50) en los mismos niveles. Se da la paradoja, que a pesar que una vez llegamos al nivel 6, en ambos casos (el 200-400 (50)), como la estructura ha sido más agresiva, el ratio average/ciegas en esta estructura será mejor (aunque a medida que pasen los niveles se estabilizará la diferencia entre ambas) siendo algo más jugable ésta, aunque menos comercial.

b) La propuesta de Durrrr sería hacer un solo nivel que equivaliera a 6 (en este caso 4 horas y media) de 200-400 (50), que sería una versión más aguda de lo comentado por Negreanu.


Creo que es hora de ir adecuando las estructuras a lo necesario realmente para el juego, e ir eliminando estas estructuras progresivamente en que las ciegas son muchísimo tiempo menos de 1% del stack inicial (salvo en los macrotorneos), para hacer niveles iniciales más acordes a lo que se juega después, en vez de tener muchos niveles blancos que a efectos prácticos son tiempo perdido.

César Garrido es colaborador de Poker10 y escribe su blog El César del Juego sobre poker, juegos de casino y azar y sus matemáticas.

césar garrido

César Garrido

César Garrido es colaborador de Poker10 y escribe su blog El César del Juego sobre poker, juegos de casino y azar y sus matemáticas.

Otros artículos del autor

Dos decisiones controvertidas en las WSOP®

19 de julio de 2012 Leer >

Los Pelayos: ¿Realidad o ficción?

29 de mayo de 2012 Leer >

Comparativas entre reglamentos

21 de febrero de 2012 Leer >

Otros artículos



ir a inicio de p�gina