Pot Odds implícitas efectivas, por Matthew Hilger

06 de agosto de 2008 Artículos de profesionales del poker

A mucha gente le gusta girar en torno al término “pot-odds implícitas”. El problema es que a veces hay confusiones con la denominación. Las pot-odds implícitas debieran incluir la cantidad de apuestas que esperas ganar de tu oponente. Algunos dicen, o al menos actúan de esa manera, que las pot-odds implícitas incluyen la cantidad de apuestas que podrías ganar de tu oponente. Expectativa y potencial son dos cosas muy diferentes. Para aclarar y asegurarnos de que tienes el correcto significado cuando tomas decisiones estratégicas, un término mucho mejor para usar en tu vocabulario de poker es pot-odds implícitas efectivas.

Las pot-odds implícitas efectivas son simplemente la relación entre la cantidad en el bote y la cantidad que esperas ganar de tus oponentes en caso de armar la mejor mano posible. Esto es similar a la definición de pot-odds implícitas, pero el “efectivas” te asegura que estás considerando la cantidad que tienes expectativa de ganar, no la que podrías ganar. Proyectar un long-shot, apostar, y luego observar a tu oponente foldear no tiene una expectativa positiva si basas tu decisión en la expectativa de que hubieses ganado el stack completo de tu oponente.

Por ejemplo, en las rondas iniciales del evento principal de las WSOP® comienzas con $10.000 en fichas y ciegas de $25-$50. Si enfrentas una apuesta de $100 en el flop, tienes el potencial de ganar $10.000, lo que te daría unas pot-odds implícitas de 100 a 1. Si enfrentas una apuesta de $1.000, esas pot-odds implícitas ahora son de 10 a 1.

Muchos jugadores cometen el error de tomar decisiones basándose en el rango de ganancias potencial más que en el promedio de ganancias que esperan lograr a largo plazo. La ganancia potencial es parte de la ecuación pero no puedes tomar decisiones esperando que esto pase todo el tiempo.

Determinar las pot-odds implícitas efectivas en Limit Hold’em es mucho más fácil que en No-limit. La mayoría de las veces, en Limit esperas ganar de 1 a 5 apuestas adicionales después del flop dependiendo del número de oponentes en la mano y de la fuerza de sus manos.
En No-limit las pot-odds implícitas efectivas no son tan claras. Por ejemplo, aunque una apuesta de $100 podría representar unas pot-odds implícitas de 100 a 1 dado el tamaño de tu stack, las efectivas son probablemente mucho menores. Tus oponentes a menudo abandonarán en el turn en No-limit. Por otra parte, si él tiene top set, probablemente ganes una buena porción, sino todo su stack. Tu decisión debiera basarse en la expectativa promedio acorde a todos los escenarios que pueden darse y al rango de manos en que pones a tu oponente.

Determinar tus pot-odds implícitas efectivas en No-limit depende del tipo de oponente contra el que juegas y del rango de manos en que lo pones. Las pot-odds implícitas efectivas en No-limit tienen un gran impacto en la estrategia cuando se compara No-limit con Limit. En Limit, necesitas un gran bote para justificar proyectar una escalera gut-shot. En No-limit, el bote no necesita ser tan grande en el momento en que piensas de que hay una buena oportunidad de que te paguen maravillosamente si ligas tu mano.

Este mismo concepto puede ser aplicado a la estrategia de manos iniciales. Algunos jugadores jugarán muchas manos con la esperanza de ligar una grande, desde que las pot odds son tan fabulosas. Por otra parte, podrías no lograr que te paguen nada.
Por ejemplo, con un flop de 9 6 4 , no tienes unas pot-odds implícitas efectivas muy buenas si tu oponente está con una mano como A Q o incluso una como 8 8 . Aún si tu oponente tiene un gran stack, tus rivales no te darán mucha acción así que tus odds efectivas no serán muy grandes. Si tu oponente tiene un over par, probablemente logres algo de acción pero aún así puede ser difícil conseguir su stack completo temprano en el torneo dependiendo del oponente y de la situación.


Determinar tus pot odds implícitas efectivas requiere experiencia y una buena comprensión de tus oponentes. Los oponentes débiles tienden a jugar sus manos demasiado fuertemente. Jugadores como estos son capaces de jugar over pares muy fuerte sin preocuparse por los sets. Ellos empujarán top pares con kickers débiles. Tus odds efectivas son mucho más altas contra estos oponentes que contra otros más fuertes ya que tienes posibilidades de ganarles su stack completo si tienen una mano decente.


Un buen ejemplo de esto ocurrió en las WSOP® del 2004. Estábamos en el segundo nivel y un jugador débil desde posición media hace un raise de tamaño normal. El siguiente oponente lo vio y yo raisée desde la ciega grande con QQ. Ambos oponentes lo vieron y el flop vino KQ x. Aposté una cantidad pequeña y el siguiente oponente hizo un raise significativo. En este punto, el bote estaba bastante grande así que decidí ir all-in. Mi oponente llamó y mostró AK. Aunque esta no es una mano con proyecto, demuestra cómo algunos jugadores son propensos a arriesgar todas sus fichas con manos mediocres. No estoy seguro de que pensó que podía vencer dada la fuerza que yo había demostrado hasta el momento, pero es la clase de oponentes que quisiera tener en mi mesa todo el tiempo. En contra de este tipo de rivales, a menudo tendrás muy buenas pot-odds implícitas efectivas.


Tus pot odds implícitas son generalmente más altas contra jugadores débiles que contra los fuertes. Los rivales fuertes están jugando siempre a un juego de supervivencia. Pueden estar dispuestos a pegar una mordida al bote con un bluff o intentar proteger una mano fuerte pero dispararán si les parece que es probable que estén ante una mano muy fuerte. Muchas veces apostarán de una manera tal que esperan perder el mínimo si su oponente tiene una mano súper fuerte. En contra de este tipo de oponentes, tus odds efectivas serán menores que contra jugadores amateurs que algunas veces se casan con sus manos.


Una habilidad que separa a los jugadores expertos de los amateurs es que los primeros hacen un mejor trabajo al determinar las pot-odds implícitas efectivas en cada situación particular. Ocasionalmente verás a un jugador experto hacer un call en un draw que en superficie parece loco, pero en realidad, probablemente estén evaluando a sus oponentes y la situación y determinaron que había una alta probabilidad de ganar el stack entero de sus oponentes si ligaban sus manos. En la misma situación en contra de un oponente fuerte, ellos probablemente hubiesen foldeado. Cuando enfrentas un call difícil sobre un draw, siempre piensa en tus pot odds implícitas efectivas.

No te quedes atrapado en mirar el stack entero de tu oponente, sino más bien, concéntrate en imaginarte cuánto de ese stack piensas que podrías ganar en promedio si armas tu mano.No siempre se trata de lo que podrías ganar, sino más bien, de lo que esperas ganar.

Artículo original en pokerpages.com

*Acerca del Matthew Hilger*
Autor de uno de los libros más vendidos sobre poker: "Internet texas hold'em: Winning Strategies from an Internet Pro ".
Su último libro publicado: Texas Hod'em Odds and Probabilities: Limit, No-Limit and Tournament Strategies"
 

El autor es jugador profesional de poker.

artículos de profesionales del poker

Artículos de profesionales del poker

El autor es jugador profesional de poker.

Otros artículos del autor

Los pros y contras de ser activos al principio

06 de febrero de 2009 Leer >

Semi-Farol, por Andy Bloch

05 de febrero de 2009 Leer >

Como jugar los Primeros niveles de Turbo MTTs, por Michael Craig

24 de diciembre de 2008 Leer >

Otros artículos



ir a inicio de p�gina