¿Son reales los números de las high stakes de Full Tilt Poker?

17 de marzo de 2010 ***** ******

En PokerPoquer os informamos frecuentemente de las partidas de apuesta altas de Full Tilt Poker, las llamadas ‘nosebleed high stakes’ (algo así como ‘apuestas tan altas que te sangra la nariz’).

Isildur1 ha sido en los últimos meses el protagonista absoluto de la acción en las mesas más altas de la sala cuyo límite máximo es 500$/1000$ en No Limit Holdem y Omaha Pot Limit y 2000$/4000$ para los juegos mixtos (7-Game, HEROS).

Las cifras de ganancias y pérdidas que se manejan en estas partidas suelen alcanzar habitualmente las siete cifras. El clímax de las nosebleed high stakes se alcanzó el pasado mes de diciembre cuando, en lo que hemos bautizado como La Madre de Todas Las Partidas, Brian Hastings le ganó más de 4 millones de dólares a Isildur1.

En los últimos días y especialmente en la última noticia Isildur1 algunos usuarios de PokerPoquer han comenzado expresar sus dudas sobre la veracidad de los números de estas sesiones, especulando con la posibilidad de que todo sea una mera campaña publicitaria de la sala.

Podría ser una opción. Este es un negocio que mueve mucho dinero y la publicidad es un factor fundamental pero algunas evidencias nos dicen que la acción es real.

Primero, para los más escépticos que dudan hasta que esas partidas existan, sólo tiene que abrir el software de Full Tilt Poker, en el lobby seleccionar el nivel de mesas Ivey’s Room y después pinchar en alguna de las mesas en las que hay acción. Quedaros un ratito a mirar y veréis lo que ocurre.

Otros argumentan que los números de las partidas los proporcionan las propias salas. No tengo los datos sobre sus propietarios, pero HighStakesDb y PokerTableRatings, las dos webs más importantes de datos de partidas de cash en el poker online ofrecen publicidad y afiliaciones de salas de poker que no son Full Tilt, por lo que dudo que la sala tenga algo que ver en su gestión.

Respecto a todo el dinero que se mueve en las high stakes, yo mismo en los comentarios de la noticia del debate argumentaba…

Sólo un dato para los que a lo mejor seguís el poker online desde hace menos tiempo.

Entre 2007 y 2008 en Full Tilt jugó como entretenimiento Guy Laliberté, el propietario -entre otras muchas cosas- del Circo del Sol, y cuya fortuna se calcula en 2.500 millones de dólares según la lista Forbes de 2010. Ahora se dedica a los viajes espaciales y la filantropía.

Con las varias cuentas con las que jugó (con nicks como 'lady marmelade', 'noataima', 'patatino', etc... a él no le ponían muchos peros con este tema) se calcula que se dejó en las mesas más de 20 millones de dólares. Sólo con ese dinero ya quedaron regadas las high stakes para una buena temporada. Después el dinero cambia de manos.

Entre la tribu de las high stakes tenemos tres tipos de jugadores atendiendo a de dónde procede su dinero.

Además de los millonetis de turno tipo Guy Laliberté (que no abundan para desgracia del resto) estarían, en primer lugar, los súper pro que crearon Full Tilt Poker, como Phil Ivey, Howard Lederer, Chris Ferguson, además los que se fueron uniendo al proyecto con participación en el accionariado como Gus Hansen o Patrik Antonius. En la demanda que presentó Clonie Gowen contra Tiltware podéis ver los nombres de los propietarios de Full Tilt. Como podréis comprender, a estos el dinero no es que les falte precisamente. Dieron en su momento con el negocio perfecto en el campo que mejor conocían.

En segundo lugar estarían los jugadores ganadores que con los años han ido construyendo su banca en Full Tilt o en otras salas. En esta clasificación estarían nombres como Tom Dwan ‘durrrr’, Ilari Sahamies ‘Zigmund’, Phil Galfond ‘OMGClayAiken’, los hermanos Di Dang ‘Urindanger’ y Hac Dang ‘trex313’, los miembros de CardRunners (Brian Hastings, Cole South, Brian Townsend…) que también ahora están asociados a Full Tilt, etc. En este grupo también se encuentra nuestro querido Isildur1.

Además, está el tema de los bancajes entre jugadores, los inversionistas, las cajas comunes, etc. Y sobre todo, algo que caracteriza a todos estos jugadores que  es el espíritu mega-gambler; la aspiración a jugar la partida más alta posible. Una motivación (peligrosa) que es el verdadero motor de la acción en estas partidas.

***** ****** es editor de PokerPoquer

***** ******

***** ******

***** ****** es editor de PokerPoquer

Otros artículos del autor

En una galaxia muy, muy lejana… el poker era olímpico

27 de febrero de 2010 Leer >

Joe Cada mola, Darvin Moon no mola nada

09 de noviembre de 2009 Leer >

Aterrizando. Las Vegas I

02 de julio de 2009 Leer >

Otros artículos



ir a inicio de p�gina