Tocando muchos palos

08 de febrero de 2012 Daniel Negreanu

Título: Tocando muchos palos

Empecé decentemente el año con un 5.º puesto en el Super High Roller de Bahamas. Disfruté de unos buenos días durante la PCA, probablemente la vez que más haya disfrutado de todas en las que he estado. Lo pasé tan bien, y estaba de tan buen humor, que decidí viajar al Aussie Millions por primer vez en mucho tiempo. Melbourne es una gran ciudad. La última vez que estuve en Australia, pasé todos mis días en Sydney, pero debo decir que ambas ciudades me encantan.

Jugué el Super High Roller de 100.000$, donde se dispone de 30 segundos de tiempo para cada decisión, lo cual me parece muy bien para todos estos jóvenes jugadores, que se toman una ingente cantidad de tiempo para cada decisión. Algunos de ellos, no son conscientes de la cantidad de tiempo que pierden, y sí, es algo que no soporto.

No pude conseguir gran cosa en este torneo, ya que recibí un “cooler” y un “bad beat” a poco de haber empezado, pero me dio la sensación que había jugado extremadamente bien. Después, jugué el Main Event, y la verdad, jugué muy bien, a excepción de un fallo crucial, donde decidí jugar un bote grande con mis QQ contra AA, en un spot donde podría haber ahorrado muchas fichas si hubiera decidido jugarlo despacio.

Perder un millón

No tenía previsto jugar la gambleada del evento de 250.000$, pero tras ganar algo de dinero en las mesas de cash televisadas, pensé que realmente estaba concentrado y en “modo poker” como para jugarlo. Para no extenderme demasiado, diré que este evento fue terrible en algunos aspectos. A falta de 5 jugadores, yo era el chip-leader. Sólo había tres plazas pagadas, llevándose el tercero 800.000$. Cuando queábamos 4 jugadores, estaba acompañado por Phil Ivey, Patrik Antonius y Gus Hansen, ya sabes, los chicos de los anuncios de la Onyx Cup (risas).

Gus era el short-stack, y a mí no me llegaba, ni por asomo, una mano mínimamente jugable, por lo que fui foldeando manos hasta bajar de 1.2 millones de fichas, hasta 700.000. Gus no dejó de moverse en la mesa y de ganar botes; cuando me quise dar cuenta, las ciegas estaban en 25k-50k y yo tenía 765k, es decir, 15 ciegas. Más tarde, teniendo 19 ciegas, Patrik abrió una mano desde el botón. Estaba prácticamente seguro que no iba a pagar mi “all in” si no tenía una mano premium, debido al enorme “bubble factor”. Además, tuve la sensación que al ir 4.º de 4 jugadores, era mi momento para ser el agresor. Además, me dio la sensación que todos estos, no iba a jugar botes grandes estando en burbuja. Por todo ello, fui all-in con mi A8, y me encontré el “insta-call” de Patrik con JJ. Caí eliminado, lo que para mí fue como perder un millón de dólares. Recuerdo levantarme al día siguiente con un poco de ansiedad; hacía años que no tenía una sensación parecida.

La noche siguiente, Jason Mercier, su prometida Erica, Patrik, su mujer Maya y yo mismo, ¡fuimos a ver la final del Open de Australia, lo que resultó ser toda una experiencia! Aparte de tener que aguantar el cachondeo de Patrik, recordándome todo el rato que me eliminó, fue genial poder disfrutar en vivo de un evento así. Además el partido fue de locos: ¡casi 6 horas!

Cuenta hackeada

Cogí el vuelo de vuelta desde Melbourne el día 31 (de enero), y cuando aterricé, pasó algo de locos. Cuando fui a entrar en mi cuenta de hotmail, cada vez que lo intentaba me decía que mi password no era correcto. Lo volví a intentar unas cuantas veces, y empecé a estar algo desconcertado y un poco preocupado. Ya había vivido otra situación de pirateo, cuando a un amigo le habían entrado en su correo, por lo que en ese preciso momento, supe que a mí me estaba pasando lo mismo. Mi principal preocupación fue que se pudiera conocer el contenido de algunos de los mails que tenía referentes a mi vida privada. No es que tenga nada que ocultar, de verdad, pero hay cosas referentes a otras personas, que me sentaría muy mal que se llegaran a saber.

Recibí un mensaje de Lex por whatsapp: “¿De qué iba todo aquello?”. No tenía ni idea a lo que se refería, y entonces, me di cuenta que si habían entrado en mi e-mail, tal vez habrían hecho lo mismo con mi cuenta de PokerStars. Comprobé en Twitter si había algo referente a ello, y encontré una respuesta, mencionando una mano que supuestamente había jugado contra “takechip” la noche anterior. En este momento, me temí lo peor. Le envié un mensaje a mi asistente Patty para ver si ella podía entrar en mi cuenta de correo, y llamara a mi agente Brian, para que comprobara si había habido actividad en mi cuenta de PokerStars.

Las malas noticias suelen llegar rápidamente; el hacker había entrado en mi cuenta de PokerStars y se lo había pasado en grande durante un rato. Algo que jamás entenderé. No había transferido dinero a ningún otro jugador, él sólo se dedicó a regar unas cuantas mesas con mi dinero, para acabar perdiendo 61.000$ de mis fondos. No consigo entender cómo fue que no dejó a cero mi cuenta, pero en cualquier caso, me alegra que no lo hiciera.

 

En casos como este, está claramente especificado en los términos de uso de PokerStars que, si te hackean el correo, la compañía no se hará cargo de los fondos perdidos… seas quien seas. Dado que está claro que mi cuenta (de correo) fue hackeada, y que no fue culpa de PokerStars de ninguna manera, me tengo que tragar las pérdidas. Dado que, básicamente, había perdido un millón pocos días antes, los 61.000$ no me dolieron tanto. Me contenté con recuperar mi cuenta de correo.

Por supuesto, hay una investigación en proceso sobre este asunto, por lo que espero que se de caza a este listillo. Me encantaría que se pudieran aplicar las normas que imperaban en la antigua Las Vegas, donde podías llevar a ese tío al desierto una tarde cualquiera, y buscar algo de justicia, pero lamentablemente, ya no vivimos en ese mundo. Creo que un castigo apropiado, serían unos cuantos golpes con un bate de baseball a la altura de la ingle, y tal vez también una castración, pero, esto es sólo mi opinión :-)

Muchos me han preguntado si no usaba un token RSA. La respuesta es no, pero obviamente, voy a pillar uno para continuar jugando en PokerStars. La verdad es que no soy un gran amante de la tecnología, y no la acababa de entender, por lo que me dio la sensación que sería muy difícil de usar, de ahí que decidiera simplemente no hacerlo. Ahora recomiendo usarlo; es muchísimo más sencillo de usar de lo que parece. Es como un pequeño llavero, y la única forma de acceder a tu cuenta, es utilizar el número que ahí te indica. Una vez ya has entrado, el número cambia para la siguiente ocasión. De esta forma, un posible hacker necesitaría hacerse también con tu RSA para conseguir acceso a tu cuenta. Diría que cuestan 15$, o los puedes conseguir con tus FPP en la tienda VIP de PokerStars. La verdad es que con un RSA, la seguridad en PokerStars es sólida como una roca. Aunque alguien pueda acceder a tu cuenta de e-mail, aunque esto te joda, si tienes contigo el RSA, puedes estar tranquilo que no conseguirá acceso a tu cuenta de PokerStars.

Así que el dinero desapareció. No estoy recibiendo ningún trato de favor ni nada por el estilo. Si el dinero hubiera sido transferido a una cuenta en particular, y se hubiera intentado cobrar en efectivo, supongo que algo se podía haber hecho, pero eso no es lo que sucedió. Lo que no puedes hacer, es pedirle a los jugadores que ganaron dinero contra el hacker, que lo devuelvan. Eso no es una opción para mí. Acepto la decisión y estoy totalmente de acuerdo. De hecho, hay antecedentes de algo parecido que le sucedió a otro jugadores, por lo que de ningún modo aceptaré ningún trato de favor. Lo cierto es que nadie me lo ofreció en ningún momento, pero pese a ello, si hubiera sucedido, lo habría rechazado de todos modos.

Revista PokerPlayer

He concedido unas cuantas entrevistas a PokerPlayer en el pasado, pero en la última que me hicieron, hubo un par de detalles que me mosquearon, porque publicaron algo que yo no había dicho. Lo hablé con ellos, y me ofrecieron la oportunidad de aclararlo todo por escrito, explicando cómo me sentía viendo que lo que había dicho había sido tergiversado.

La portada era una foto mía que rezaba: “Cómo conquisté el poker online”. Yo nunca mencioné esas palabras, y de hecho, sigo sin pensar que lo haya conseguido. Tal vez si dijera: “Cómo Daniel Negreanu conquistó el poker online”, eso sería una opinión, equivocada, pero una opinión al fin y al cabo. Mi juego online realmente había mejorado, pero me avergonzó ver ese titular. Había también otras dos frases que no me gustaron nada. El título era “¿Qué pasa contigo?”, y luego “Daniel Negreanu se pregunta qué coño pasa con los jugadores de hoy en día”. Eso suena violento, y grosero, lo cual no es propio de mí. Me estaba refiriendo al tema del poker televisado en Estados Unidos, y de la ausencia de apoyo por parte del poker online para los programas, unido a lo difícil que es encontrar jóvenes jugadores que combinen buen juego, y una gran personalidad, está dificultando vender ese “producto” en Estados Unidos. No pretendía que pareciera que intentaba dar un discurso a los jóvenes jugadores, para nada, por lo que decidí aclararlo.

Mis comentarios sobre Ray Bitar, Howard Lederer y Chris Ferguson fueron “maquillados”, pero sin duda, mantenían la esencia de mi animadversión hacia ellos. Estoy realmente muy disgustado con ello, y cómo han conseguido desprestigiar esta industria, tras el cúmulo de decisiones podridas que han ido tomando. Ray es un bufón, Howard es arrogante, un incompetente y un “perdonavidas”, y Chris es un mentiroso y tienes menos luces que un barco pirata. Nunca han sido mis amigos, ni nunca me llegaron a importar lo más mínimo. Nunca he creído nada de lo que han dicho, y mi “lectura” fue que ese no era el tipo de gente que iba conmigo. ¿Por qué considero a estos tres, distintos al resto del grupo? Estos tres eran los que estaban al mando, tomando todas esas decisiones que pusieron en riesgo millones de dólares de jugadores que todavía no han sido capaces de recuperar. De verdad señores, ¡apestan! Espero no ver ninguna de vuestras caras en las WSOP®, y espero que viváis con la vergüenza que os merecéis, el resto de vuestra vida. Un infierno para cada uno de vosotros. Os merecéis toda la rabia y el odio que habéis recibido de la comunidad mundial del poker y mucho más. Sois escoria, y sin duda, cada uno de vosotros os merecéis unos cuantos batazos a la altura de la ingle, al viejo estilo Las Vegas.

 

Asuntos personales

Pese a haber caído en una burbuja de un millón de dólares, haber sido presa de un hacker, y la entrevista en la revista PokerPlayer, todo eso no llega ni de cerca, a la traición que sufría la semana pasada a nivel personal. Estoy sorprendido y muy disgustado. Esto no tiene nada que ver con poker o dinero, pero es la mayor traición que me han hecho en toda mi vida, y estoy realmente asqueado. Como reza el título, son “Asuntos Personales”, por lo que no entraré en detalles, pero sin duda, puso la guinda a este mes de enero.

 
Poker

Pese a lo descorazonador que fue el momento de la burbuja, sin duda, he disfrutado jugando a poker durante estos torneos, y también en las mesas de cash. Realmente, me hace sentir vivo. Me encanta jugar contra los mejores rivales. Tuve la ocasión de volver a jugar con Ivey, tanto en el Main Event, como en los dos High Rollers, y debo decir que su sola presencia fue razón para motivarme. Aprovechamos para ponernos al día, y de hecho, tuvimos más discusiones sobre juego y estrategia, de las que nunca habíamos tenido. Estoy seguro que esto se va a malinterpretar, pero me da igual, porque es la verdad: Phil me recordó un montón de cosas de las que le conté años atrás sobre torneos de poker. A decir verdad, Phil no era un “chico de torneos” cuando era más joven. Era más bien un jugador de cash y debía realizar unos cuantos ajustes para su transición a torneos. Algunos de los conceptos que le expliqué en su día, sin duda le ayudaron a mejorar su juego en torneos, de lo cual me enorgullezco. Él me devolvió el favor el mes pasado. Dios mío, lo veo tan claro ahora. Me muero de ganas por volver a jugar un torneo. Hay cosas que él siempre ha hecho de una forma diferente, que yo siempre he hecho de forma diferente pero de las que me había apartado un poco.

En mi opinión, Ivey jugó realmente bien en el H.R.de 250K $, y los otros dos también. Se le veía realmente concentrado, y que de verdad le importaban. El poker, sin duda, es mucho mejor con él de vuelta a las mesas. Se le veía convencido de “liarla” en el 2012, lo cual seguro que hace feliz a todos sus fans.

Mi próximo viaje va a ser a Brasil, del 15 al 21 de febrero, con motivo de la Gran Final del LAPT, y así de paso, disfrutaré de sus divertidos Carnavales. Después de eso, jugaré dos eventos seguidos del WPT, en el Commerce y en el Bay 101. Presiento que un gran resultado está al caer, ¡me muero de ganas!

Vida Personal

Sin duda, no tendría por qué compartir esto con nadie, pero no lo puedo evitar, no tengo nada que esconder, y la verdad, no me siento incómodo en lo más mínimo compartiendo según qué aspectos de mi vida personal. Como sabréis, estuve saliendo con Krisztina Polgar, Miss Hungría 2008, hasta mediados de septiembre del año pasado. Es una mujer bonita por fuera y por dentro; me trató mejor de lo que me había tratado cualquier otra mujer con anterioridad. Simplemente las cosas no funcionaron, y por eso, todavía la considero una buena amiga, y espero que siempre lo sea.

Después de esa relación, decidí tomarme 6 meses sin relaciones seria, y creo que ésa fue una buena decisión para mí. Me quedan todavía 2 meses, y tal vez para entonces me abra a algo serio, pero por el momento, simplemente me apetece estar solo y centrarme en mí mismo. Lo he pasado bien, y me siento contento del punto en el que está mi vida en este momento, además de entusiasmado por el futuro.

Embajadores del Poker

Siempre me he tomado muy en serio este rol. Sé que yo sería un político horrible, porque siempre prefiero decir las cosas como las siento, aunque eso suponga tirar piedras contra mi propio tejado. Mi historial y mi trayectoria así lo demuestran. Nunca le he jodido a nadie con el dinero, nunca he defraudado a nadie y nunca me he quedado de brazos cruzados cuando he visto gente que sí lo hacía. Siempre que he visto situaciones de ese tipo, me he pronunciado, si es que lo he considerado oportuno. Aunque se tratara de nombres como los de Men Nguyen, Annie Duke, JJ Prodigy, Russ Hamilton, Howard Lederer, etc, es nuestra responsabilidad arrojar luz sobre cualquier comportamiento “dudoso” para nuestra industria.

Nunca he estado involucrado en ningún escándalo. Siempre hago las cosas lo mejor que sé, para mí y para la gente de mi entorno, y esto ha sido de gran utilidad para mí a lo largo de los años. A lo largo de los últimos 10 años, me he pronunciado sobre asuntos importantes, pese a algunas veces quedarme solo, pero todavía está por llegar el que me saque los colores. Durante años, estuve diciendo que UB era sospechoso, mucho antes de que explotara el primero de los muchos escándalos en los que estuvieron involucrados. Tengo un montón de “te lo dije” grabados en mi mente, aunque eso ya de poco sirve, una vez el daño ya está hecho.

Cuando se trata de grandes problemas con la imagen del poker, siempre acostumbro a posicionarme del lado de la mayoría de jugadores. No sólo del lado de los profesionales, sino también de lo que sería mejor para el juego de manera global. Soy un friki de las reglas, un enganchado de las estructuras y, como Joe Hachem me dijo en el Aussie Millions: “Tú siempre ves todos los puntos de vista, ¿no?” Me tomo muy en serio eso de crear unos estándares para nuestras plataformas de juego en las que los espabilados y los oportunistas puedan adaptar las reglas a sus necesidades.

Me da la sensación que hoy en día, más que nunca, el poker necesita buenos embajadores, para ayudar a promover el juego a nivel mundial. Sin ir más lejos, chicos como Phil Galfond, que ha sido uno de los más brillantes de la nueva generación. Su blog sobre poker online es de lectura obligada; para el que lo lea, queda realmente claro que se preocupa de lo que es “mejor para el poker” en lugar de lo que es mejor para él. Se necesitan más chicos como él, para dar un paso adelante y dar que hablar.

Uno de los inconvenientes de ser una de las caras visibles del juego, es que a veces a la gente no le vas a gustar, o no va a gustar lo que digas, especialmente si ello afecta directamente a esas personas. Tal vez pierda algunos amigos, aunque lo más probable es que tampoco mereciera demasiado la pena mantenerlos. 

Daniel Negreanu "KidPoker" es jugador profesional de Poker e integrante del Team Pro de PokerStars

daniel negreanu

Daniel Negreanu

Daniel Negreanu "KidPoker" nació el 26 de Julio de 1974 en Canadá.

Ha ganado 4 brazaletes de las Series Mundiales de Poker  (WSOP) y dos campeonatos World Poker Tour (WPT).

Actualmente pertenece al equipo Team Pro de PokerStars

Poker10 conoció a Daniel en el 2006 y nos ha dado autorización para traducir su blog, que según muchos lectores habituales, es uno de los más interesantes y activos de todos los profesionales.

Otros artículos del autor

¡Hace tiempo que no hablamos!

13 de diciembre de 2011 Leer >

Siendo realistas

21 de octubre de 2011 Leer >

Entrada pre-WSOPE®

11 de octubre de 2011 Leer >

Otros artículos



ir a inicio de p�gina